están construyendo un avión eléctrico biplaza pieza a pieza. Lo único que no pondrán es el motor. Un proyecto que se prolongará durante varios años y en el que estarán *implicados los estudiantes de distintos cursos y promociones*, desde su inicio hasta su finalización.

La aeronave tendrá unas dimensiones de 7 metros de largo por 9 de ancho. El peso de las baterías podría llegar a los 150 kilos. El biplaza podrá soportar 600 kilos y desplazarse a un máximo de 210 kilómetros por hora. Para despegar y aterrizar, necesitará un espacio de 120 metros.

Tendrá una autonomía de vuelo de una hora, lo que la hace idónea para formación de vuelo. Para el motor eléctrico, que supondrá un importante ahorro, el centro espera la colaboración de alguna empresa del sector. Desde el centro estiman que el coste final de la aeronave rondará los 70.000 euros: 30.000 en materiales, 30.000 en baterías y motor y unos 10.000 en instrumentación.

Iniciativa pionera en Europa

La iniciativa, pionera en España y Europa, comenzó hace ya dos meses, cuando los alumnos consiguieron todo el material necesario. Ahora mismo, ya tienen listas las alas y comienzan a trabajar en la estructura de la cabina. Un proceso preciso y minucioso del que depende la futura utilidad de la aeronave, que tendrá que ser lo suficientemente resistente para que sea tripulada.

Ahora mismo, en Europa, solo hay un avión eléctrico como este operando, en Holanda, y se utiliza para formación. Para que este biplaza del CIFP As Mercedes emprenda el vuelo, tendrá que obtener una serie de certificaciones, tal y como establece la normativa sobre construcción aérea amateur.

VOLVER A PORTADA