tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus como refuerzo ante el aumento de los casos positivos y la transmisión de las variantes de la COVID-19. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha pedido a los países de la Unión Europea que aceleren la campaña de inmunización, especialmente en los mayores de 60 años, por la expansión de la cepa Delta del SARS-CoV-2.

En Turquía, los mayores de 50 años y el personal sanitario ya pueden pedir cita para recibir este pinchazo. El presidente del país, Erdogan, recibió la tercera inoculación a principios de junio. Reino Unido baraja esta opción también para mayores de 50 años a partir de septiembre.

 

El caso de República Dominicana

 

En República Dominicana la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus se aplicará con una condición: que la fórmula sea diferente a la recibida previamente. Quienes fueron inoculados con Sinovac percibirán las vacunas de Pfizer o AstraZeneca en esta tercera ocasión.

El ministro de Salud Pública del país, Daniel Rivera, ha anunciado que los primeros en recibirla serán los sanitarios, aunque de manera “voluntaria“. Posteriormente, se vacunará al resto de la población general, teniendo en cuenta el criterio etario para la citación y dando prioridad a quienes padezcan comorbilidades, es decir, dos o más enfermedades.

El presidente del país, Luis Abinader, ha resaltado que hay un “consenso internacional” en aplicar esta dosis y que países como Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Catar también están administrando este suero de refuerzo.

Tan solo unos días atrás, Organización Panamericana de la Salud (OMS) pidió al Gobierno dominicano que no se apresurase en la decisión porque actualmente es “prioritario” continuar con la inmunización de un amplio porcentaje de la población que aún está pendiente de recibir las dosis iniciales.