CaixaBank y la representación legal de los trabajadores han firmado un acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometerá la entidad y que supondrá 6.452 salidas voluntarias, según informaron fuentes sindicales.

La dirección de la entidad presentó la pasada madrugada una nueva propuesta que mantenía el número de salidas en 6.452, así como el esquema general de compensaciones para las personas que dejen la entidad, con un aumento de los cupos máximos de salidas para las franjas de edad entre 52 y 53 años, hasta 750, y de 54 y 55 años, hasta 1.750.

CaixaBank también planteó la posibilidad de limitar la movilidad geográfica a un máximo de 75 kilómetros, cuando esta sea necesaria para el plan de reestructuración de la entidad y como medida para mantener el empleo.

Fuera de estas circunstancias, la dirección proponía situar la movilidad geográfica, cuando sea necesario aplicarla por motivos organizativos, en 40 kilómetros (actualmente, este límite está situado en 25 kilómetros).

La propuesta formulada la madrugada de ayer por la dirección del banco incluía también algunas mejoras sobre la propuesta de modificación del plan de previsión social, por la cual los nuevos empleados que puedan incorporarse en el futuro pasarán a tener una aportación al plan de pensiones de la empresa del 7,5 % del salario pensionable de forma progresiva, partiendo de un 6 %.

VOLVER A PORTADA