El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Marbella ha acordado este jueves el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del hombre detenido por la muerte de su expareja, una colombiana de 46 años cuyo cadáver apareció mutilado flotando en el mar en la ciudad marbellí.

A este colombiano de 45 años se le investiga por los delitos de asesinato y quebrantamiento de condena de alejamiento y en su declaración ante la juez, el arrestado ha reconocido ser el autor de los hechos, según han informado fuentes judiciales.

El ahora presunto asesino se conformó el pasado diciembre con una sentencia condenatoria por la comisión de un delito de malos tratos sobre su pareja, la ahora fallecida.

La sentencia fue dictada por el Juzgado de Violencia de Marbella y consistió en una condena a seis meses de prisión y otros 16 meses de prohibición de comunicación y aproximación a la víctima, pena de cárcel que fue suspendida por un periodo de dos años con el acuerdo de la fiscalía.

El ADN confirma la identidad de la mujer

A petición de la fiscalía el Juzgado de Violencia va a decretar el secreto de las actuaciones hasta que se reciban las pruebas forenses de ADN pendientes.

En relación con la segunda persona detenida por estos hechos, un amigo del otro arrestado, pasará este viernes a disposición del Juzgado de Violencia de Marbella.

Por otra parte, los resultados de ADN han confirmado la identidad de la fallecida.

El cadáver se encuentra sin cabeza ni manos el pasado domingo flotando en el mar, adonde la arrojó su expareja.

Este caso es el de la quinta mujer asesinada en lo que va de año en España, cuatro de ellas por sus parejas o exparejas.

Los investigadores han realizado una reconstrucción de los hechos en un enclave de la costa marbellí, donde, según declaraciones del autor confeso, acabó con la vida de su expareja y arrojó su cuerpo mutilado al mar.

VOLVER A PORTADA