Una concentración de médicos andaluces este jueves frente a la Presidencia de la Junta de Andalucía, en el Palacio de San Telmo de Sevilla, ha denunciado el colapso que está sufriendo la Atención Primaria y exigir «medidas reales» para un puesto que por primera vez en la historia se ha quedado con plazas libres tras el último examen MIR, han subrayado.

En declaraciones a los medios el presidente del Sindicato Médico Andaluz (SMA), Rafael Carrasco, ha recalcado que el motivo principal de la concentración radica en el colapso que están sufriendo los servicios de Atención Primaria.

«Los médicos tienen muy poco tiempo para atender» a unos pacientes que «tardan una media de tres días en conseguir una cita», un trámite que puede extenderse hasta las dos semanas en casos que «no son excepcionales» y suelen darse en «grandes núcleos urbanos», ha subrayado.

Carrasco también ha destacado varias medidas que el colectivo reclama para mejorar una profesión que, por primera vez en la historia ha dejado vacantes libres después del último examen MIR (Médico Interno Residente), prueba exigida a los médicos, tanto españoles como extranjeros, para acceder a una plaza de médico especialista en formación en el Sistema Nacional de Salud en España.

Enero con huelgas y paros

Entre ellas se encuentran mejoras en la formación, ya que «no hay médicos porque se forman pocos» o en la fidelización, al «marcharse muchos» a otros ámbitos, como el privado, a causa de unas condiciones laborales para las que también se solicitan reformas.

El Sindicato Médico Andaluz ya inició concentraciones a finales del año pasado y anunció una jornada de huelga el 27 de enero que, junto a la concentración de este jueves, forman parte de un plan dirigido a mejorar la «insoportable situación» de los médicos de Atención Primaria.

Otras organizaciones, como el recientemente constituido Sindicato de Médicas y Médicos de Atención Primaria, también han convocado un paro indefinido a partir de las 00:00 horas del día 20 de enero al que están llamados a participar todos los médicos de la Atención Primaria andaluza, tanto médicos de familia como pediatras de los centros de salud y sus puntos de urgencias.

VOLVER A PORTADA