La campaña de riego en Extremadura se prevé «normal», aunque con algunas restricciones, después de las últimas lluvias registradas tras un año hidrológico que finalizó el pasado 30 de septiembre de 2020 calificado como húmedo con una precipitación acumulada de 664 milímetros, cifra que supera al valor normal en un 4 por ciento.

«Estas últimas lluvias son un alivio para disponer de una campaña de riego tan necesaria en un año como este en el que, con la crisis de la covid, no podía añadirse otra crisis de sequía», ha explicado el secretario general de Población y Desarrollo Rural de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural y Territorio de la Junta de Extremadura, Manuel Mejías.

«Creo que vamos a tener un año de cierta normalidad en cuanto al abastecimiento de agua, pero eso no quiere decir que bajemos la guardia y que sigamos manteniendo ese riego eficiente y un ahorro considerable para poder seguir teniendo agua en un futuro», ha señalado en su intervención en un foro sobre la modernización del regadío en la última jornada de la feria agraria Agroexpo.

Este primer foro se ha centrado en el análisis de la sequía y el cambio climático, con las ponencias de Fernando Aranda, director técnico de la Confederación Hidrográfica del Guadiana; Carlos Benito, meteorólogo de Canal Extremadura y miembro de Acomet; Víctor Morales, director técnico de Sociedades Estatales de Infraestructuras Agrarias (SEIASA); y Emilio Camacho, catedrático de Hidráulica y Riegos de la Universidad de Córdoba.

Mejías ha puesto en valor el papel de las comunidades de regantes en los últimos años, «de no haber sido por la modernización realizada por las comunidades de regantes, la situación de nuestro regadío a día de hoy sería peor», indica la organización en una nota de prensa.

El año hidrológico que finalizó el 30 de septiembre fue calificado como húmedo con una precipitación acumulada de 664 milímetros

Precisamente, las comunidades de regantes han sido protagonistas del foro centrado en la modernización del regadío, donde han participado como ponentes José Ignacio Sánchez, Ingeniero Agrónomo y asesor técnico de la Federación de Regantes del Tajo (Fertajo); Manuel Mantecón, secretario general de la Federación de Regantes de la Cuenca Duero (Ferduero); José Filipe Santos, director del Departamento de Economía del Agua y Apoyo al Cliente de EDIA; y Pedro Parias, secretario general de la Federación de Regantes de Andalucía (Feragua).

Una mesa moderada por Juan Antonio Merino, representante de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore). «La línea es clara hacia la eficiencia energética, y el ahorro del agua y el papel que desempeñan las comunidades regantes es clave, teniendo en cuenta la situación ante el esquema provisional como paso previo a los planes hidrológicos en los que los regantes no salen muy beneficiados. Falta el equilibro entre el medio ambiente y la satisfacción de las demandas», ha indicado Merino.

Como representante de los regantes, también ha querido felicitar a la organización de Agroexpo «porque, a pesar de la pandemia, Agroexpo sigue teniendo su lugar gracias a un importante esfuerzo».

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇