comenzará una investigación contra el presidente del país, Sebastián Piñera, después de que los ‘Papeles de Pandora’ señalasen presuntas irregularidades en la venta de acciones de un megaproyecto minero en 2010 en Islas Vírgenes Británicas.

“El fiscal nacional ha decidido abrir de oficio una investigación penal por los hechos asociados a los Pandora Papers”, ha anunciado la directora Anticorrupción de la Fiscalía Nacional, Marta Herrera. Explica que existen “antecedentes que podrían revertir carácter de cohecho, con su correlato de soborno, y eventuales delitos tributarios“.

Tercera cuota a cambio de cláusula

Conforme a las publicaciones que lanzó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en colaboración con los medios chilenos CIPER y LaBot, el presidente chileno tuvo negocios ‘offshore’ cuando realizó la compraventa en Islas Vírgenes Británicas (BVI) del proyecto minero Dominga. Este, se vendió en 2010 al empresario (y amigo de Piñera), Carlos Alberto Délano. Una operación que resultó ser de 152 millones de dólares. Parte de ella realizada en este paraíso fiscal caribeño.

Según recoge el ICIJ, la mina debía haberse declarado de protección ambiental porque amenaza una reserva natural, algo que nunca ocurrió. Los pagos, que debían producirse en tres cuotas, tenían un condicionante a mayores: la zona no se declararía de protección.

Piñera era el encargado de que esto no sucediese. Ya era presidente cuando ocurrió, y, de hecho, el proyecto actualmente está aprobado por un tribunal regional ambiental. No obstante, está pendiente de recursos por la Corte Suprema.

En 2017 ya se investigó

Ahora, la Fiscalía quiere investigar si el contrato de venta preveía la polémica cláusula de la última cuota- donde se fijó este condicionante de no declarar la zona de protección ambiente-.

Esta misma semana el presidente chileno se lavó las manos e hizo público que se había desvinculado de todas sus empresas antes de ser presidente “hace más de 12 años”. Señalando, así, que esta información publicada en los ‘Papeles de Pandora’ ya era conocida y fue investigada en 2017, de la que salió absuelto.

 

VOLVER A PORTADA