El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha retrasado una semana el apagado de las luces de Navidad de Vigo hasta el domingo 15 de enero, después de que los hoteleros de la ciudad solicitasen al Ayuntamiento que pospusiese el fin de las fiestas.

Un día después de anunciar que las luces se apagarían el próximo domingo, día 8 de enero, Caballero ha cambiado de opinión tras recibir la petición de empresarios del sector del comercio y del turismo de la urbe olívica, que aseguraron que había centenares de reservas para el fin de semana del 14 y 15 de enero, ya que en años anteriores las luces se mantuvieron hasta esas fechas.

En rueda de prensa, Abel Caballero ha subrayado que ha escuchado esta solicitud de los hoteleros, que representan unos 30.000 trabajadores directos en la ciudad, siendo «muy receptivo» y «muy sensible» con lo que plantearon, por lo que ha decidido retrasar el apagado una semana más.

Caballero ha reivindicado el «impacto económico indescriptible» de las luces de Navidad, debido a que permiten la llegada de miles de viajeros del resto de Galicia, España y de Portugal. Según le trasladaron los hoteleros, la ocupación de camas el fin de semana del 15 rondará el 85%. «Eso significa compras en comercio y economía», ha añadido.

Pese a que este martes el regidor señaló que se apagarían las luces el día 8 para hacer un «gesto» de ahorro energético, ahora decide posponer esta medida. Por ello, Caballero ha subrayado que el gobierno local pondrá en marcha un crédito extraordinario de 1 millón de euros para renovar 2.000 luces de la ciudad con bombillas LED. Estas se sumarán a las 3.000 luces que ya se preveía cambiar para ahorrar energía. El alcalde ha insistido en que el consumo eléctrico de la Navidad de Vigo es «prácticamente cero».

Reclaman los hoteleros de Vigo

Todo ello en el contexto de que la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Zona Náutico de Vigo solicitase este martes al Ayuntamiento que ampliase una semana más las fiestas, debido al «alto porcentaje de reservas» que tienen los establecimientos para la semana que viene.

En un comunicado, mostraron su «sorpresa» ante la decisión anunciada de apagar la Navidad el día 8, ya que «acarrearía grandes perjuicios a los sectores turístico y comercial» de la ciudad, debido a que muchos viajeros ya habían reservado plaza en hoteles porque, en años anteriores, las luces se apagaban sobre el día 15.

VOLVER A PORTADA