El lunes se espera que lleguen más vacunas y empezar el plan, que llegará primero a mayores, grandes dependientes y trabajadores de residencias

La primera remesa de dosis de la vacuna del covid-19 que llegará a Galicia, según la información que ha obtenido la Xunta, es de 500 vacunas, que se administrarán en una residencia de mayores en el área de mayor prevalencia de coronavirus en la actualidad: Santiago.

Así lo ha anunciado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta. Esta tarde, el Gobierno autonómico espera obtener más información sobre el reparto de las vacunas en la reunión del consejo interterritorial. 

El presidente ha reclamado «rigor e transparencia» en el reparto de las dosis y ha recordado que tiene que tener un criterio exclusivamente sanitario, no relacionado con criterios «políticos, sanitarios ou de socios parlamentarios» y que ese criterio está directamente relacionado con la cifra de personas vulnerables que viven en cada comunidad.

En Galicia hay unos 750.000 mayores de 65 años, el 25 % de la población, y por eso se precisan 1,5 millones de dosis, ya que hay que administrar dos. La media de España de población mayor de 65 años es de un 20 %. 

«Se me preguntase onte, o número de vacinas sería maior», ha explicado Feijoo a las preguntas de los medios. La cifra ha ido decayendo con el paso de los días, pero el presidente se ha mostrado convencido de que es posible que el lunes lleguen más dosis y así poder comenzar con el plan que ha diseñado el Sergas y que se centrará en un primer momento en el personal y los usuarios de las residencias de mayores y grandes dependientes.

Sobre el registro de personas vacunadas, la mejor opción es, según Feijoo consensuar en el consejo interterritorial «o mesmo modelo, sistemática, metodoloxía e contido» y se ha mostrado de acuerdo con la propuesta de Andalucía de implantar una especie de carné de vacunación que sirva como salvoconducto para asistir a eventos como partidos de fútbol o conciertos. «Entre unha persoa inmunizada e unha que non, a inmunizada debería ter posibilidades adicionais», ha dicho, porque además de una «saúde garantizada» ha demostrado un compromiso social.

Los contagios repuntan, pero caen las hospitalizaciones y los enfermos

La tasa de positividad se mantiene por debajo del 5 % en una jornada con más de 9.000 pruebas PCR. El balance de fallecidos alcanza las 1.350 personas tras cuatro fallecimientos este martes

La estabilidad es la tónica en la situación epidemiológica de Galicia, que muestra ciertos signos de estancamiento. Los datos del último balance indican un repunte de los nuevos positivos, de nuevo en la horquilla de los 300. Son 342 entre las 18 horas del lunes y las 18 horas del martes frente a los 249 nuevos casos que se habían notificado ayer. Casi 100 más. Pero hay un ligero descenso de los casos activos, que se quedan en los 5.565 (38 menos) y también de las personas hospitalizadas.

Las unidades de críticos tienen 48 pacientes (tres menos) y cae también la ocupación de camas convencionales, en las que hay 293 pacientes (13 menos), con lo que la tasa de hospitalización se queda en el 6 %. La tasa de positividad se mantiene por debajo del umbral del 5 % marcado por la OMS para considerar un brote controlado y el último dato del Sergas, que corresponde a las 18 horas del martes, lo deja en el 3,6 %. Además, en la últimas 24 horas se ha incrementado en unas 2.500 el número de PCR realizadas, hasta más de 9.300 frente a las 6.800 del día anterior.

El mal dato vuelve a ser el de fallecidos. Este martes se notificaron cuatro nuevas muertes (un hombre y una mujer de 88 y 83 años en el CHUS, una mujer de 95 años en el HULA y una mujer de 83 años en Povisa), con lo que la cifra de víctimas mortales desde el inicio de la pandemia asciende ya a 1.350. Desde finales de septiembre no ha habido un día sin fallecimientos, que superan ya los de la primera ola: 731 frente a 619.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇