La Guardia Civil se ha incautado de una partida de algo más de un millar de cajetillas de tabaco de contrabando en un control de vehículos a la altura del peaje de Vilaboa, en el término municipal de Moaña.

Los hechos sucedieron el pasado fin de semana en el peaje de Vilaboa, en el transcurso de un control selectivo de los vehículos que circulaban por la AP-9, en el que participaron efectivos de la Patrulla Fiscal y Fronteras de Marín.

En uno de los vehículos inspeccionados, que iba conducido por un vecino de Moaña, la Guardia Civil encontró una partida de tabaco que circulaba ilegalmente sin las preceptivas precintas fiscales. Al inspeccionar el vehículo se procedió a la aprehensión de un total de 1.180 cajetillas de tabaco de diferentes marcas, que carecían de este requisito fiscal, valoradas en el mercado en algo más de 5.700 euros.

El tabaco intervenido se depositó en el al almacén provincial de Tabacalera S.A., y el conductor y propietario del vehículo fue denunciado por vía administrativa ante la Administración de Aduanas e Impuestos Especiales de  Pontevedra, como presunto autor de una infracción de contrabando.

VOLVER A PORTADA