El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este miércoles de que el Gobierno «depende de partidos que se quieren ir de España» y, por lo tanto, hay «un antes y un después en el consenso constitucional» que inspiró la Carta Magna en 1978. Dicho esto, ha avisado que, aunque el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se «somete» a ERC y Bildu, los votantes socialistas no le seguirán en ese camino.

«Soy optimista porque el PSOE se ha sometido a esos partidos, pero millones de votantes no se van a someter a estas decisiones y esos votantes nos vamos a dar la mano en las urnas. Con un nuevo PSOE retomaremos los consensos que han guiado a España en los últimos 44 años», ha declarado Feijóo a los medios de comunicación, antes de participar en el acto de homenaje a la Constitución que se celebra en el Congreso.

Tras definir la Constitución como la «herramienta más útil de concordia y libertad», Feijóo ha resaltado que lo que es «preocupante, sorprendente y novedoso» es que los partidos «anticonstitucionalistas» que «nunca han aceptado» la Carta Magna sean hoy «lamentablemente» los «aliados del Gobierno de España» y los que marcan la agenda.

«Una amenaza real»

«Eso es muy preocupante y la amenaza de los partidos anticonstitucionalistas es una amenaza real y lo estamos viendo en decisiones del Gobierno muy sorprendentes que están bordeando la Constitución y están llenando de dudas, recelos y preocupaciones a muchos ciudadanos españoles», ha proclamado.

Feijóo, que se ha comprometido a «seguir trabajando por la cordialidad y el espíritu de consenso» que recoge la Ley fundamental, ha indicado que los ciudadanos podrán decidir en las urnas en los comicios de 2023 que la Constitución vuelva a tener la misma vigencia que en estos últimos 40 años o siga la «amenaza latente» que hay con el Gobierno de Pedro Sánchez, donde «partidos que siempre estuvieron en contra de la Constitución marcan la agenda política».