Tan solo un día después de cumplirse los cuatro años de bloqueo en las negociaciones políticas para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Europa ha vuelto a ‘tirar de las orejas’ a nuestro país por la “situación altamente insatisfactoria” y sus efectos en la independencia “real y percibida” por los ciudadanos sobre la justicia. Por su parte, la judicatura lamenta la “manifiesta incapacidad ” de la clase política para actuar pese a las advertencias de los organismos europeos.

En su último informe, en el que valora el cumplimiento de una decena de recomendaciones que realizó sobre la calidad de nuestro Estado de Derecho hace ya casi una década, en 2013, el Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) del Consejo de Europa vuelve a llamar al desbloqueo de la situación. Para el sector más progresista de los jueces, el problema se encuentra en la “actitud obstruccionista” del PP, mientras en otros ámbitos se reparten culpas por igual con el Gobierno de Pedro Sánchez y se recuerda que Europa aboga por un sistema en el que los jueces elijan a los jueces para su órgano de gobierno.