Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de EEUU aseguran que hay que esperar a los estudios sobre los 6 casos de trombosis raras en mujeres tras recibir la vacuna de Janssen. Han recomendado la suspensión temporal en la administración de la vacunación con Janssen mientras siga en marcha la investigación de los 6 casos de reacciones adversas. La FDA ha asegurado que no se espera que la pausa dure mucho. «El plazo estará determinado por lo que aprendamos en los próximos días. Sin embargo, esperamos que la pausa sea cuestión de días», afirmó la doctora Janet Woodcock, en rueda de prensa. «Estamos comprometidos con la seguridad del paciente.»

Hasta esta mañana, una mujer vacunada con Janssen había muerto y otra en Nebraska estaba hospitalizada en estado crítico. Los investigadores de la FDA y los CDC tienen la intención de colaborar en la evaluación de los posibles vínculos entre la vacuna de Janssen y la trombosis venosa cerebral, con el fin de esclarecer las causas, si guarda o no relación con la trombosis y si no es así, permitir de nuevo la vacunación con Janssen.

La doctora Janet Woodcock ha remarcado que estos coágulos son «raros, extremadamente raros. Sin embargo, la seguridad de la vacuna COVID-19 es una de las principales prioridades del gobierno federal y nos tomamos muy en serio todos los informes de reacciones adversas posteriores a la vacunación».

Para las autoridades esta suspensión temporal de la vacunación con Janssen ayudará a los profesionales sanitarios a tener tiempo para comprender los posibles síntomas de la coagulación sanguínea.

Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC, ha avisado que los fuertes dolores de cabeza y otros síntomas en los pacientes deben ser reconocidos por los sanitarios, síntomas diferentes a los de la gripe presentes después de las vacunas. «Si bien estos sucesos son muy raros, recomendamos una pausa en el uso de la vacuna con el fin de preparar al sistema de salud para reconocer y tratar a los pacientes de manera adecuada».

La FDA reiteró la importancia de una pausa indefinida durante esta investigación en un comunicado en Twitter: «Esto es importante para garantizar que la comunidad de proveedores de atención médica esté consciente del potencial de estas reacciones adversas y pueda planificar el tratamiento que se requiere con este tipo de coágulo de sangre», escribieron.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC celebran mañana una reunión de emergencia sobre el tema. Según los CDC, más de 6 millones de personas en los EE.UU han recibido la vacuna de Janssen hasta ahora, y se han enviado otros 9 millones de dosis a diferentes estados.

Pfizer-BioNTech y Moderna han entregado más de 23 millones de dosis semanales de sus vacunas de ARNm de dos dosis a los EE.UU., lo que representa la mayoría de la distribución de vacunas contra el coronavirus de EE. UU. Ninguno de las vacunas ha planteado problemas de seguridad relevantes.

📢Compartir en...👇