La Delegación del Gobierno en Canarias ha informado este jueves de que han hallado en el mar un cuerpo sin vida aparentemente de una menor en la zona de búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife, Anna y Olivia. Este hallazgo ha sido ya comunicado a la madre y a la familia de las menores, que desaparecieron el pasado 27 de abril junto a su padre. 

Por el momento, los trabajos de rastreo de la Guardia Civil prosiguen en el lugar del suceso, a una milla náutica del puerto de Güimar.

«Por respeto a la familia y al procedimiento judicial, hay que esperar a lo que determine la autoridad judicial sobre la identificación del cuerpo», indican desde la Delegación de Gobierno. El cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife, donde será analizado para identificarla.

El hallazgo se produce tras seis semanas de intensa búsqueda. La Guardia Civil abrió una investigación en abril después de que un hombre desapareciese junto a sus dos hijas de 1 y 6 años, a las que se llevó sin autorización de la madre. El caso fue catalogado como una desaparición de «alto riesgo» y puesto bajo secreto de sumario.

El padre de las menores fue visto por última vez en la marina de Santa Cruz de Tenerife cargando su lancha con varias bolsas y llegó a zarpar hasta en dos ocasiones, aunque nunca fue visto con las menores. La hipótesis principal de la madre ha sido siempre que el padre, Tomás Jimeno, había huido a otro país con las niñas. Así lo dio a entender él en la última conversación que mantuvieron por teléfono el día de la desaparición ya de madrugada.

En la búsqueda participan el buque del Instituto Español de Oceanografía ‘Ángeles Alvariño’, así como efectivos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), sumando cada día a más de setenta personas de medios aéreos y marítimos, además de terrestres. La investigación ha incluido varios registros en la finca de Tomás Gimeno, situada en Igueste de Candelaria.

Este martes, encontraron una botella de oxígeno y una funda de edredón del padre de las niñas a 1.000 metros de profundidad en la zona de búsqueda. Según resultados preliminares, las manchas encontradas en uno de los objetos podrían corresponder a óxido y al tiempo que la prenda ha estado bajo el mar. Tampoco se han encontrado pelos o fibras que puedan determinar ninguna de las hipótesis con las que trabajan los investigadores.

«No puedo imaginar el dolor de la madre de las pequeñas ante la terrible noticia que acabamos de conocer. Mi abrazo, mi cariño y el de toda mi familia, que hoy se solidariza con Beatriz y sus seres queridos», ha escrito en Twitter el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇