El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión de control al ejecutivo celebrada este miércoles en el Congreso en la que expondrá los resultados de los últimos consejos europeos y los motivos por los que solicita una nueva prórroga del estado de alarma. En Madrid (España), a 22 de abril de 2020. 22 ABRIL 2020;COVID-19;CORONAVIRUS;ESTADO DE ALARMA;PANDEMIA;CRISIS;MEDIDAS;HEMICICLO Pool (Foto de ARCHIVO) 22/4/2020

Unidas Podemos, ERC y EH Bildu en torno a la cuestión del Sahara Occidental para que los socialistas rectificasen su decisión de alinearse con Marruecos ante el futuro de esta región.

La razón: el discurso del diputado de Unidos Podemos Gerardo Pisarello en el Congreso, que desde el PSOE consideran un “ataque directo” al Gobierno.

Tras haberse comprometido ayer a apoyarla, hoy, a 24 horas de que Pedro Sánchez viaje a Rabat para reunirse con Mohamed VI, el PSOE se ha retractado poniendo como argumento para viraje el tono empleado por Unidas Podemos en el Congreso, según señalan fuentes de Moncloa.

El portavoz del PSOE en el debate de este miércoles, Sergio Gutiérrez, ha asegurado que “estamos de acuerdo con lo que se pide en esta proposición no de ley, pero no con su exposición de motivos”.

Inicio de una “etapa histórica”

El Gobierno, disputas internas aparte, considera que la reunión que mantendrán este jueves en Rabat Sánchez y el rey de Marruecos marcará no sólo la normalización de la relación bilateral, sino el inicio de una etapa histórica entre los dos países con hechos concretos que lo irán evidenciando.

Si esa cita ya tiene un carácter simbólico de cierre definitivo de la crisis diplomática entre España y Marruecos, el simbolismo se refuerza con la invitación del monarca alauí al jefe del Ejecutivo de compartir el “iftar”, la cena con la que se rompe el ayuno del ramadán.