El 2020 fue el año de la pandemia del coronavirus. La enfermedad afectó con fuerza a la economía mundial y, al menos en España, tuvo un importante impacto en el sector inmobiliario, congelado durante el primer confinamiento y, a continuación, agitado por la gente que buscaba casas -ya fuera para comprar o alquilar- fuera de las ciudades.

En este contexto, el alquiler, cuyo precio medio aumentó, se llevó más de la mitad del salario bruto de los españoles. Un salario bruto que, además, bajó con respecto al ejercicio anterior.

El salario bruto anual en España alcanzó los 22.837 euros en 2020, según la última Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra supone un salario medio bruto mensual de 1.903 euros, lo que significa un descenso del 2,6% respecto al 2019, año previo al inicio de la pandemia del coronavirus, cuando se alcanzaron los 1.954 euros brutos al mes.

Teniendo en cuenta que el precio medio del alquiler en España a cierre de 2020 era de 980 euros al mes, el coste del alquiler representó el pasado año el 51,5% de los ingresos brutos mensuales de los arrendatarios, mientras que, en 2019, cuando el precio del alquiler era de 966 euros a cierre de año, el porcentaje que representaba el pago del alquiler sobre el salario bruto de los españoles era del 49,4%, más de dos puntos porcentuales menos. Así se refleja en el estudio publicado este martes por el portal inmobiliario ‘Pisos. com’.

Gasto por comunidades

Por comunidades autónomas, Baleares fue la comunidad con el coste del alquiler más elevado sobre el total de los ingresos brutos mensuales en 2020: un 82,8%. Tras ella, Madrid, con un 69,6%, y Cataluña, con un 63,5%.

El más barato se dio en Castilla-La Mancha (32%), Asturias (31,3%) y Extremadura (30,3%).

Caída del alquiler

El informe de ‘Pisos.com’ llega después de que otro portal inmobiliario, ‘Fotocasa’, indicase el lunes que el precio de la vivienda en alquiler había caído durante el mes de agosto un 3% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Las comunidades autónomas más caras para alquilar una vivienda durante dicho mes fueron Cataluña y Madrid, con 14,13 euros/m2 al mes y 13,84 euros/m2 al mes, respectivamente. Le siguieron País Vasco (13,41 euros/m2 al mes) y Baleares (11,83 euros/m2 al mes).

 

VOLVER A PORTADA