confinado una embarcación de grandes dimensiones en el Puerto de Alicante. De los 19 tripulantes, 15 han dado positivo. La mayoría de ellos se encuentra con sintomatología leve, pero uno de los infectados ha tenido que ser ingresado en el Hospital General, según fuentes de Subdelegación del Gobierno.

El Nord Columbia procede de Orán, Argelia y antes de atracar en Alicante hizo escala en Tenerife. Para evitar cualquier tipo de contacto con el exterior, a fin de no expandir los contagios, se encuentra fondeado en el muelle 13 de la ciudad alicantina desde el pasado 15 de julio. El capitán es quien informa dos veces al día a Sanidad Exterior del estado de los navegantes. Cuando finalice la cuarentena, se procederá a desinfectar el barco.

Brotes de coronavirus en barcos

No es la primera vez que un navío tiene que ser confinado en puerto español. Ya sucedió el pasado mes de mayo cuando la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) decidió poner en cuarentena dos buques portacontenedores procedentes de Algeciras y de Barcelona en los Muelles de Cruceros 2 y 3, debido a que varios tripulantes de ambas embarcaciones presentaban síntomas de COVID-19.

De los contagiados, 7 se encontraban en el barco ‘Skiathos I’, de la naviera Marfret, y otros 6 en el ‘Maersk UTAH’, de la compañía Maersk. Los infectados tuvieron que guardar confinamiento dentro de sus camarotes.

Lo mismo sucedió con el buque ‘Stavanger Pearl’, tras notificarse 4 positivos de la variante Delta en la tripulación. El buque atracó en el muelle de Punta Sollana del Puerto de Bilbao el pasado 2 de mayo, con 21 tripulantes procedente del puerto El Suweis (Canal de Suez), para la descarga de 6.000 toneladas de aceite, y tenía como destino el puerto de Rotterdam en Países Bajos.

 

VOLVER A PORTADA