El viento, la nieve y las bajas temperaturas han sido las protagonistas de esta semana de enero en la que la borrasca Fein ha pasado por Castilla-La Mancha. El temporal ha provocado, sobre todo, incidentes por las fuertes rachas de viento que se concentraron el martes 17 de enero.

La previsión para los próximos días es que vuelvan a subir las temperaturas: la borrasca Fein se va y, con ella, las fuertes rachas de viento. Por eso, en Castilla-La Mancha se ha desactivado el Meteocam (Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos) por la «evolución positiva de las predicciones». El plan de alerta se activó el lunes a las 23 horas.

En total, el servicio de Urgencias y Emergencias del 112 ha contabilizado un total de 189 incidentes, sin tener que lamentar ningún tipo de daños personales. Por provincias, Toledo ha sido la más afectada con 54 incidentes de viento, seguida de Albacete (46), Cuenca (42), Ciudad Real (28) y Guadalajara (19).

El martes fue el día con más incidentes

La mayoría de los avisos se produjeron el martes 17 de enero. 151 incidentes se concentraron en ese día y todos fueron por la acción de las fuertes rachas de viento.

La nieve y el hielo llegaron el miércoles 18 y dejaron otros 33 incidentes localizados, sobre todo, en Cuenca y Guadalajara. La provincia conquense fue la provincia con más incidencias.

VOLVER A PORTADA