El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha subrayado este jueves que “las leyes hay que cumplirlas y la ley del agua también”, ante la reunión del Consejo de Estado en la que se aborda el plan del Tajo, que incorpora por primera vez caudales ecológicos para este río, lo que supondrá una menor aportación al trasvase al Segura.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha subrayado este jueves que “las leyes hay que cumplirlas y la ley del agua también”, ante la reunión del Consejo de Estado en la que se aborda el plan del Tajo, que incorpora por primera vez caudales ecológicos para este río, lo que supondrá una menor aportación al trasvase al Segura.

En Guadalajara, donde ha asistido a la presentación del proyecto para la construcción de la nueva sede de la residencia de mayores Los Olmos, el presidente castellanomanchego ha denunciado que el Tajo “es el único río de Europa” que no tiene un caudal ecológico y por ello ha exigido el cumplimiento de la Ley de Agua, para que con la aplicación de dichos caudales ecológicos el Tajo “se llame río en vez de atarjea”. También el vicepresidente de la Junta de Comunidades, José Luis Martínez Guijarro, que ha ofrecido una rueda de prensa en Toledo, ha sido preguntado por los periodistas por la reunión del Consejo de Estado y ha confiado en que este organismo respalde la propuesta del Ministerio sobre el Plan Hidrológico del Tajo, que es “absolutamente razonable”.

Ha incidido en que “lo que no es aceptable” es que el río Tajo sea el único de Europa que no tenga regulado un caudal mínimo ecológico y se ha referido a las sentencias del Tribunal Supremo que recogen que ese caudal debe existir.Martínez Guijarro ha dicho que el Gobierno de España tiene que dar respuesta a las sentencias del Supremo y cumplir el acuerdo “al que llegamos” de que a su paso por Aranjuez el Tajo lleve 8,6 metros cúbicos por seguro.”Llegamos a un acuerdo con el Ministerio y esperamos que hoy el Consejo de Estado haga su informe jurídico favorable y que el Consejo de Ministros apruebe los correspondientes decretos de planes hidrológicos, que en el caso del Tajo es un paso de gigante en la lucha que llevamos por la defensa del río desde hace ya muchas años”, ha asegurado.También la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, a preguntas de los medios de comunicación en Albacete, ha comentado la reunión del Consejo de Estado este jueves y ha afirmado que el Ejecutivo castellanomanchego espera “seriedad, rigor y cumplimiento de la legalidad”.

“Hay sentencias del Tribunal Supremo que establecen que el Tajo tiene que tener caudales ecológicos. Si se respeta la legalidad no tiene que haber ningún problema; si se respeta la coherencia tampoco, teniendo en cuenta la situación del Tajo. Tampoco hay elementos para que el Consejo de Estado tome una decisión distinta”, ha valorado.Ha destacado que Castilla-La Mancha lleva “muchos años peleando en la defensa del agua, que es un bien público y pertenece a todos, pero no puede ser que durante 40 años se hipoteque a un río y una comunidad autónoma que durante años solo ha tenido derecho a ver pasar el agua por su puerta”.

“Esta realidad ya no se sostiene y entendemos que el Consejo de Estado va a respetar la legalidad y el sentido común porque lo contrario no sería comprensible y haría que volviéramos a los tribunales”, ha reiterado Fernández, que ha señalado que “no es una cuestión que contemplemos, estamos bastante tranquilos”.

VOLVER A PORTADA