Las galletas de nata saben a fin de semana, saben a hogar, son uno de los bocados que a muchos de nosotros nos trasladan a nuestra niñez. A muchos seguro que os las preparaban vuestras abuelas. Cuando entras en casa y se están horneando huele deliciosamente, es uno de esos olores que te trasladan en el tiempo y que suelen traer muy buenos recuerdos. Para preparar unas auténticas galletas de nata lo ideal es hacerlas con nata fresca, si podemos obtenerla al hervir la leche mejor que mejor. Si preferimos hacerla con nata comprada suelen quedar mucho más ricas con nata fresca, en su defecto podemos utilizar nata de montar (con al menos un 35% de M.G.). Podemos aromatizar las galletas de nata con un poco de ralladura de limón o unas gotas de esencia de vainilla. En mi caso prefiero hacerlas sin estos ingredientes porque el sabor es mucho más auténtico.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 15 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos
  • Raciones: 8
  • Categoría: repostería
  • Tipo de cocina: internacional
  • Calorías: 352 kcal por cada 100 g

Ingredientes de las galletas de nata para 8 personas

  • 250 ml de nata fresca o nata para montar (M.G. 35%)
  • 250 g de azúcar
  • 500 g de harina de repostería
  • 1 yema de huevo
  • Ralladura de limón (opcional)
  • 2-3 gotas de esencia de vainilla (opcional)

Ingredientes para elaborar las galletas de nata

Cómo hacer las galletas de nata

En un bol ponemos la yema de huevo. Utilizaremos sólo la yema y esto es completamente opcional.

Yema de huevo para las galletas de nata

Batimos la yema con la nata y le incorporamos el azúcar que removeremos con la varilla hasta que se disuelva por completo.

Batir la yema de huevo con la nata y el azúcar para hacer las galletas de nata

Para incorporar la harina lo ideal es tamizarla e incorporarla poco a poco mientras removemos la mezcla con la varilla.

Tamizar la harina para incorporarla a la masa de las galletas de nata

Cuando tengamos toda la harina mezclada tapamos la masa y la reservamos en el frigorífico que tome un poco de consistencia. Mientras precalentamos el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.

Remover la masa de las galletas de nata con las varillas

Sacamos la masa de la nevera y la metemos en una manga pastelera con una boquilla estrellada de tamaño medio. Para hacer las galletas hacemos espirales cerradas con la manga pastelera. Para hacer el final de la galleta damos una vuelta sobre la manga con un movimiento rápido de muñeca. De esta forma se corta la masa. Si preferimos dar otra forma a nuestras galletas de nata podemos hacerlo y servirnos de otro tipo de boquillas para la manga pastelera o utilizar otro accesorio como los diferentes discos que vienen en las churreras para dar forma a las galletas de este tipo de masas.

Formar las galletas de nata para hornearlas

Horneamos las galletas durante 12-15 minutos o hasta que estén un poco doradas. Las sacamos y las dejamos reposar para que enfríen con el propio papel de hornear sobre una rejilla. Seguramente será necesario hacer un par de tandas de galletas. Cuando estén todas horneadas y hayan enfriado podemos servirlas y para conservarlas podemos hacerlo en una caja metálica o en un tupper. Lo ideal es una de esas cajas de lata de pastas que podemos guardar. Ahora sólo hace falta preparar un chocolate calentito, un café o una infusión para disfrutar de nuestras galletas de nata. Si queremos sorprender a los más pequeños podemos decorarlas con chocolate de cobertura (70% cacao).

Presentación final de las galletas de nata

Resumen fácil de preparación

  1. Separar la clara de la yema y poner la yema en un bol
  2. Mezclar la yema de huevo con la nata y el azúcar hasta que ésta se disuelva por completo
  3. Incorporar la harina tamizada y mezclar con las varillas hasta que tengamos una masa homogénea
  4. Dejar reposar la masa en la nevera durante media hora
  5. Meter la masa en una manga pastelera con boquilla estrellada
  6. Dar forma a las galletas de nata sobre un papel de horno
  7. Precalentar el horno y hornear a 180ºC con calor arriba y abajo durante 12-15 minutos o hasta que estén doradas
  8. Servir acompañando un café, un té o un chocolate

VOLVER A PORTADA