Existen muchas maneras de hacer mermelada de naranja. La mayoría implica hervir las naranjas con piel para posteriormente pelarlas, triturarlas y cocerlas con azúcar. Esta receta es algo más sencilla y rápida, ya que las naranjas se pelan desde el principio y una vez están en el fuego, es cuestión de esperar. Puedes variar esta receta añadiendo también otras frutas o algunas especias para aromatizar.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 1 hora
  • Tiempo total: 1 hora y 30 minutos
  • Cantidad: 8 (400 g)
  • Categoría: postres
  • Tipo de cocina: europea
  • Calorías: 237 kcal por cada 100 g

Ingredientes de la mermelada de naranja para 8 personas

  • 1 kg de naranjas (preferiblemente de mesa)
  • 500 g de azúcar blanco
  • 400 ml de agua
  • El zumo de un limón
Ingredientes de la mermelada de naranja *

Cómo hacer la mermelada de naranja

Lavar y secar muy bien las naranjas. Pelarlas, sin coger la parte blanca ya que es amarga. Cortar las pieles en juliana fina y reservar.

Pelar las naranjas y cortar las pieles *

Pelar completamente las naranjas, retirando todas las partes blancas del exterior. Para hacer la mermelada necesitaremos, en primer lugar, las supremas de las naranjas (los gajos sin membrana) y su jugo. Para obtener las supremas, cortar a cada lado de las membranas de cada gajo. Reservar las membranas y las semillas.

Cortar los gajos de las naranjas *

Poner todas los gajos en una olla junto con todo el jugo que desprendan. Añadir también las pieles cortadas, el azúcar, el zumo de limón y el agua. Llevar a ebullición a fuego medio.

Mezclar la naranja, el azúcar, el limón y el agua *

Mientras, colocar las membranas y semillas en una tela de algodón o saco para uso alimentario. Cerrar con un nudo y poner en la olla.

Colocar las membranas y semillas en un paño *

Cocer la mermelada durante 1 hora más, aproximadamente, a fuego medio. Las membranas y semillas contienen pectina y ayudarán a que la mermelada espese.

Añadir las membranas y semillas *

Para comprobar que la mermelada está lista, poner un plato pequeño en el congelador para que se enfríe. Retirar y verter en él una cucharada de mermelada. Arrastrar la mermelada con la cuchara, y si queda surco, está lista.

Comprobar si la mermelada está lista *

Para conservar la mermelada durante un largo periodo de tiempo, esterilizar los tarros de cristal y tapas en agua hirviendo. Rellenar con la mermelada aún caliente y cerrar. Colocar los tarros llenos y tapados en una olla, cubrir con agua y llevar a ebullición. Hervir durante 15 minutos. Retirar y dejar enfriar con el lado de la tapa hacia abajo. Si la mermelada es de consumo próximo, basta con guardarla en un recipiente limpio y conservarla en la nevera. 

Mermelada de naranja terminada *

Resumen fácil de preparación

  1. Lavar y secar muy bien las naranjas
  2. Pelarlas sin tocar la parte blanca. Cortar las pieles en juliana fina y reservar
  3. Pelar por completo las naranjas retirando toda la parte blanca exterior
  4. Sacar los gajos sin membrana. Ponerlos todos en una olla junto con el jugo
  5. Añadir las pieles cortadas, el zumo de limón, el azúcar y el agua. Llevar a ebullición a fuego medio
  6. Mientras, colocar las membranas y semillas en una tela de algodón o saco para uso alimentario. Cerrar con un nudo e incorporar a la olla
  7. Cocer la mermelada durante 1 hora más, aproximadamente, a fuego medio
  8. Para comprobar que la mermelada está lista, poner un plato pequeño en el congelador para que se enfríe. Retirar y verter en él una cucharada de mermelada. Arrastrar la mermelada con la cuchara, y si queda surco, está lista
  9. Si la mermelada es de consumo próximo, guardar en un tarro limpio y conservar en la nevera. Si es de consumo prolongado, guardar en tarros de cristal con tapa esterilizados. Rellenar con la mermelada aún caliente, tapar y hervir durante 15 minutos. Dejar enfriar boca abajo