De entre las muchas formas que se pueden cocinar las berenjenas, hoy elegimos hacerlas a la plancha. Y aunque su elaboración puede parecer de lo más sencilla, hay algunos aspectos importantes que debemos tener en cuenta para que la berenjena quede en su punto exacto. Ni demasiado dura, ni demasiado blanda; ni demasiado seca ni demasiado aceitosa; ni muy salada ni muy amarga… ¡Sigue el paso a paso para conseguir una berenjena a la plancha perfecta!

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 35 minutos
  • Tiempo de cocción: 10 minutos
  • Tiempo total: 45 minutos
  • Raciones: 2
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: internacional
  • Calorías: 21 kcal por cada 100 g

Ingredientes de las berenjenas a la plancha para 2 personas

  • 1 berenjena grande
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva virgen extra

Ingredientes de la berenjena a la plancha

Cómo hacer las berenjenas a la plancha

Antes de empezar con la receta, debemos tener en cuenta qué tipo de berenjenas hemos elegido, ya que no todas son iguales. Esto es importante, ya que algunas berenjenas en particular tienen un sabor amargo muy característico que, antes de cocinarlas, es conveniente rebajar.

Si optas por la que yo he elegido (de piel más oscura) ten en cuenta que estas resultan más amargas que las de piel clara. También importa el tamaño; cuanto más grande sea la berenjena más amarga estará. Más adelante, veremos cómo eliminar el amargo.

Empezamos la receta lavando bien la berenjena. La secamos con un papel de cocina y la cortamos en rodajas, quitándole los dos extremos. Las rodajas no deben ser muy finas, ni tampoco muy gruesas para que se cocinen bien; intenta que sean de unos 5 mm de grosor aproximadamente.

Cortar la berenjena en rodajas

Una vez tenemos cortada la berenjena, es el momento de corregir el amargor tan característico de esta verdura. Para ello, simplemente colocamos todas las rodajas en un plato y las cubrimos con una cantidad generosa de sal, mucho mejor si es sal gruesa.

Cubrir con sal gruesa

Dejamos reposar 30 minutos para que la sal cumpla su función y las berenjenas vayan soltando también todo el agua, enjuagamos para eliminar toda la sal y dejamos secar las rodajas con papel absorbente.

Berenjenas en papel absorbente

A continuación, ponemos en la sartén o plancha unas gotas de aceite de oliva, y con un papel absorbente lo distribuimos bien por toda la superficie. Cuando esté bien caliente, cocinamos todas las rodajas, dejándolas unos 2-3 minutos por cada lado, hasta que estén bien doradas. Es importante no poner mucho aceite, ya que en ese caso estaríamos friéndolas.

Cocinar la berenjena

¡Y ya estaría lista nuestra berenjena a la plancha! El mejor aliño de este plato es un chorrito extra de AOVE, sal, pimienta negra molida y perejil picado, pero si quieres innovar puedes probar con un aliño muy suave de ajo, pimentón y aceite de oliva.

Detalle de la berenjena a la plancha Berenjena a la plancha

Resumen fácil de preparación

  1. Lavar la berenjena y cortarla en rodajas de 5 mm
  2. Cubrir las rodajas con una cantidad generosa de sal gruesa
  3. Dejar reposar unos 30 minutos
  4. Enjuagar la sal y secar sobre un papel absorbente
  5. Calentar una plancha o sartén con unas gotitas de AOVE
  6. Cocinar las rodajas de berenjena durante unos minutos
  7. Aliñar con AOVE, sal, pimienta negra y perejil picado
  8. Servir y disfrutar como entrante o guarnición
📢Compartir en...👇