Unas 300.000 personas que actualmente están en paro pasarán a cobrar 100 euros más cada mes en su prestación por desempleo. Este es uno de los acuerdos contemplados en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado pactado entre el PSOE y Unidas Podemos. El cambio impulsado desde el Ministerio de Trabajo recupera uno de los recortes introducidos por el Gobierno del PP y mejora las condiciones de vida de parte de los desempleados, especialmente aquellos con menores salarios.

El otro gran cambio que introdujeron los populares dentro del sistema de prestaciones y subsidios por desempleo fue el endurecimiento de las condiciones de acceso al subsidio para parados mayores que hubieran agotado la prestación. Dicho recorte ya fue revertido por Pedro Sánchez durante su primer mandato.

¿CÓMO MEJORA LA PRESTACIÓN?

Actualmente una persona cuando pierde su trabajo, ya sea porque es despedido o porque su contrato temporal expira, debe dirigirse a las oficinas del Sepe e inscribirse allí como parado registrado. Una vez los técnicos le reconocen la prestación, el beneficiario pasa a cobrar un importe equivalente al 70% de su base reguladora.

La base reguladora se calcula en función de lo cotizado por el trabajador durante su vida profesional. Concretamente para calcular el paro el Sepe tiene en cuenta los últimos 180 días trabajados. La base de cotización es algo que todo trabajador puede consultar en su nómina.

Volviendo a la persona en paro, durante seis meses cobra el equivalente al 70% de la base reguladora. ¿Qué pasa después del sexto mes de paro? Que la prestación por desempleo disminuye. Hasta el Gobierno de Mariano Rajoy, a los seis meses el parado pasaba de cobrar el 70% de la base al 60% y el presidente conservador recortó la prestación hasta el 50%. Ahora el Gobierno de coalición ha pactado volver a las condiciones previas y que a los seis meses la prestación por desempleo sea del 60% de la base.

Siguiendo un ejemplo práctico, un trabajador con una base reguladora de 1.000 euros cobra durante el primer medio año 700 euros de prestación. Luego a los seis meses con la reforma de Rajoy pasaría a cobrar 500 euros al mes y con la actual pasará a cobrar 600 euros. 

¿QUIÉN SE VERÁ MÁS BENEFICIADO?

Los trabajadores con peores salarios y que durante su vida laboral hayan acumulado menores cotizaciones serán los más beneficiados. Cabe recordar que las prestaciones por desempleo están topadas y existen cuantías máximas, dependiendo del número de hijos a cargo. Este 2022 las cuantías máximas están fijadas entre los 1.182,16 euros (sin hijos) y los 1.519,92 euros (con dos hijos o más). ¿Qué pasa si el 70% de la base reguladora supera esas cuantías? Pues que el trabajador no cobra más, sino que se queda topado en esas cifras (que el Gobierno actualiza anualmente).

Por ejemplo, si un trabajador tiene una base de cotización de 2.500 euros al mes, el 70% sería 1.750 euros. Si no tiene hijos a cargo pasaría a cobrar una prestación de 1.182,16 euros, independientemente que cotice por más. Y a los seis meses el 50% pasaría a ser 1.250 euros, es decir, seguiría cobrando la misma cuantía y no notaría el descenso de la base reguladora. Por ende, la reforma del Gobierno beneficia a aquellos trabajadores con bases de cotización más ajustadas, que sí noten una diferencia cuando superen los 180 días consecutivos en desempleo.