Los casos activos de covid continúan al alza, en unas semanas en las que los encuentros y las fiestas se multiplican. En Galicia, por ejemplo, se contabilizan hoy 9 nuevas muertes y, el jueves un total de 12. Entre ellos, todos con patologías previas, se encuentra una mujer de 21 años que se ha convertido en la víctima mortal más joven de la pandemia.

La víctima llevaba años luchando contra un tumor. Sus compañeras de piso, al comprobar que tenía dificultades para respirar, alertaron al 112. Hasta el domicilio se desplazaron un helicóptero, una ambulancia y más personal sanitario, pero nada pudieron hacer por salvarle la vida. Tras practicarle la autopista, se supo que era positivo en Covid.

Dos mujeres de 101 y 107 años de edad con patologías previas se incluyen entre las últimas nueve víctimas de la pandemia por la Covid-19 notificadas este viernes por la Consellería de Sanidade. En lo que va de pandemia por la Covid-19 en Galicia han fallecido 3.654 personas, mientras que 636.084 pacientes se han curado en el conjunto de la Comunidad gallega.

Las residencias comienzan a registrar muchos positivo

En cualquier caso, la enfermedad se continúa cebando con los mayores. En una residencia de ancianos de Ferrol se han registrado hasta cincuenta positivos, de los que la mitad ya han negativizado, en las últimas tres semanas. Además, de ellos dos han resultado fallecidos, una mujer de 89 y un hombre de 91.

Por eso en el centro han tomado medidas excepcionales. Se han suspendido las actividades grupales, se mantiene el servicio de peluquería pero de forma individualizada y han quedado restringidas las visitas de los familiares solo a casos “excepcionales”.

Los positivos se encuentran aislados y, por su parte, los negativos que tengan autonomía para hacerlo, pueden salir y entrar del centro cuando puedan, aunque se recomienda que lo hagan con mascarilla y respetando la distancia de seguridad

VOLVER A PORTADA