El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Arona (Tenerife) ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza para el hombre de 44 años al que se acusa de haber matado a puñaladas a su expareja el domingo pasado en Adeje.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), el juez considera que existen indicios para imputarle tres delitos: homicidio por la muerte de Hayate, que tenía 46 años, malos tratos habituales sobre esta y lesiones graves a uno de sus hijos.

Este último cargo se refiere a las heridas que padeció el menor al tratar de defender a su madre del ataque que sufría.

El acusado había sido detenido el pasado 28 de diciembre por coacciones a su expareja, pero el juez que examinó el caso no dictó ninguna medida contra él, porque Hayate se negó a declarar finalmente contra él.

Tanto el presunto homicida como la víctima son de nacionalidad marroquí y residían en el sur de Tenerife. La mujer tenía cuatro hijos, dos de una relación anterior y dos con el detenido.

Según el recuento que realiza la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, Hayate es la víctima mortal número 85 de la violencia machista en Canarias desde que hay estadísticas.

Tras esa cifra, hay 79 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde 2003 y seis niños que perdieron la vida por actos dirigidos a hacer daño a sus madres (violencia vicaria). En este último caso, la estadística comienza en 2013. 

VOLVER A PORTADA