muertos en las inundaciones en el oeste de Alemania suben a 156 en las últimas horas. Las autoridades alemanas notificaron este balance de víctimas que corresponde al «Land» de Renania Palatinado, con un total de 110 fallecidos en la región de Ahrweiler.

Se trata de uno de los puntos más álgidos de estas inundaciones. Se debe al desbordamiento del Río Ahr, afluente del Rin.

La zona «Land» de Renania del Norte-Westfalia continúa con los trabajos de desescombro y reforzamiento de diques. Sin embargo, en la zona de Renania Palatinado se mantiene la alerta y continúan cortados algunos servicios básicos y el agua potable.

Se espera que en esta última zona, la canciller alemana Angela Merkel acuda. Allí se reunirá con la jefa del gobierno regional, la socialdemócrata Malu Dreyer.

Es la segunda visita de un alto rango a las regiones castigadas por las inundaciones. El sábado acudió el presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, a Renania del Norte-Westfalia.

300 millones de ayudas directas

El Consejo de Ministros de Merkel abordará el miércoles un paquete especial. En él se contemplan las ayudas directas a los afectados y a la reconstrucción de las infraestructuras arruinadas en la región.

Decretado el estado de alarma

La presión de las crecidas ha remitido en el oeste de Alemania, donde no han habido precipitaciones desde ayer importantes. Sin embargo, la situación se ha vuelto más tensa en Sajonia, al este, y en Baviera, en el sur. En estas zonas se han producido los primeros desbordamientos.

Se ha decretado el estado de alarma en varias zonas y se ha provenido a la evacuación de los vecinos.

 

VOLVER A PORTADA