emperatura más alta en toda Europa. Concretamente, en Floridia, un municipio de la costa siciliana de Siracusa el termómetro ha llegado hasta los 48,8 grados.

No solo Sicilia, sino todo el centro-sur de Italia, y parte del norte del país, está bajo la influencia de una tórrida corriente de aire sahariano. Situación que está causando que el mercurio alcance valores nunca antes registrados: máximas de hasta 47 y 48º C.

Ola de calor extremo en Italia

La ola de calor extremo está provocando que miles de hectáreas de bosques en varias regiones comiencen a arder. Las llamas también asedian desde hace días Calabria y se estima que debido a los incendios, en los dos primeros meses del verano hayan perdido la vida entre 20 y 24 millones de animales salvajes: ardillas, ciervos, reptiles, erizos, corzos, lirones, tortugas, zorros o gorriones, entre otros.

Sicilia declara el estado de emergencia

Se espera la llegada de una ola de calor esta semana que, acompañada de fuertes vientos, pone en alerta al centro y al sur de Italia. Las previsiones indican que durante los próximos días el episodio de calor alcanzará el pico máximo el viernes.

Los municipios más afectados son Partinico, Campofelice di Fitalia, Vicari, Roccapalumba y Polizzi Generosa, en la provincia de Palermo. Debido a la situación, las autoridades de la isla mediterránea han declarado el estado de emergencia para un período de 6 meses.

Cambio climático

Antes las olas de calor extremas se producían una vez cada 50 años, pero ahora ocurren una vez por década debido al calentamiento global y a que las lluvias torrenciales y las sequías también se dan con mayor frecuencia, según un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El informe asegura que la población mundial ya está experimentando los efectos del cambio climático que serán “irreversibles para los próximos siglos o milenios”.

Entre las previsiones futuras, indican que el nivel del mar subirá entre 2 y 3 metros en los próximos 2000 años si el calentamiento global se mantiene en 1,5 grados como propone el Acuerdo de París, pero podrían superarse los 20 metros con una subida de 5 grados.