que no se veían desde 2014.

El litro de gasolina está en 1,427 euros y el de diésel en 1,273 euros. Un incremento que coincide, además, con la operación salida de las vacaciones de agosto.

Estos encarecimientos se traducen en que llenar el depósito en esta primera quincena de agosto es casi un 22% más caro que hace un año en el caso de la gasolina y casi un 20% más elevado en el caso del gasóleo.

El presidente de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Fernando Móner, ha calificado de “inadmisible” la “enorme subida del precio del diésel y el sin plomo” y ha reclamado al Gobierno que ponga freno de una manera rápida a este abuso y que no sea de una forma coyuntural”.

Diferencia de precio entre gasolina y diésel

De otro lado, la diferencia de precio entre el diésel y la gasolina se sitúa en los 14,4 céntimos por litro, lo que supone igualar su mayor nivel en más de cinco años, desde mayo de 2016, cuando llegó hasta los 14,6 céntimos.

La diferencia se ha venido agrandando desde principios de 2021, cuando se redujo hasta los 11,5 céntimos. Esto supone que con respecto a marzo de 2019, cuando alcanzó su mínimo histórico con 3,2 céntimos, dicha diferencia se ha más que cuadruplicado.

Sin embargo, el importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo tanto de la media de la Unión Europea como de la zona euro. En la última semana, en la UE-27 el precio de la gasolina se situó en 1,548 euros por litro, mientras que el del diésel lo hizo en 1,373 euros. Asimismo, en la zona euro el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 1,60 euros por litro y el del gasoil en 1,396 euros.