Los Simpson se han convertido en el pulpo Paul para el Mundial de Qatar 2022. Y es que muchos se están encomendando a sus predicciones de cara la cita futbolística. La familia más conocida de la televisión no suele fallar sobre acontecimientos que van a pasar en un futuro no muy lejano.

En esta ocasión, de cara al Mundial de Qatar, Los Simpson, en el capítulo 16 de la temporada 25, muestran a Homer como árbitro de la final. En el partido se puede ver a dos equipos muy conocidos enfrentándose por el título, y para sorpresa de muchos uno de ellos es… España.

El conjunto de Luis Enrique, según la familia amarilla más famosa de la televisión, llegaría a jugar la final del Mundial y se enfrentaría contra Brasil. A pesar de ello, el resultado no se conoce porque no nos han querido hacer ningún spoiler de cómo quedaría este enfrentamiento.

Otras predicciones de Los Simpson

La lista de predicciones de Los Simpson es muy larga. Una de las más escalofriantes es la del 11S, el atentado contra las torres Gemelas de Nueva York. Esta escena se puede ver en el primer capítulo de la temporada 9 titulado ‘La ciudad de Nueva York contra Homer’. El episodio está dedicado a un conflicto que tiene Homer bajo las dos torres con su coche. Se puede ver como Lisa enseña una revista en la que aparece la Gran Manzana y una fecha: 11/9. Se emitió en 1997 y el atentado se produjo cuatro años después.

Otro spoiler está relacionado con la presidencia de Donald Trump. En el capítulo 17 de la temporada 11, Lisa Simpson dice la siguiente frase: “¿Dices que hemos heredado del presidente Trump un agujero en el presupuesto?”. Se emitió en 2000 y Trump no empezó a ser presidente hasta 2017.

Sobre la pandemia mundial del coronavirus, Los Simpson también predijeron algo. En el episodio 21 de la temporada 4, Homer recibe un paquete donde habían estornudado. Cuando lo abre sale de él un virus contagioso que se extiende por la ciudad de Springfield y desata el caos.

Y también sobre fútbol, en el capítulo 16 de la temporada 25, Neymar sale lesionado del Mundial de fútbol 2014. Unos meses después, la imagen se hizo real.