La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha apelado al trabajo conjunto, aprendiendo a evaluar qué es más o menos eficaz, en la agenda de la lucha contra la despoblación, que requiere “constancia, compromiso, lealtad y honestidad entre todos”.

Ribera se ha pronunciado así durante su discurso de inauguración del IV Congreso de Despoblación y Reto Demográfico que durante este jueves y viernes se celebra en el Teatro Circo de Albacete, donde ha puesto de relieve lo “mucho” que ha evolucionado el discurso desde la anterior cita de estas características, hace ahora cuatro años, antes de la pandemia.

De la “España vacía” a la “España de las oportunidades”

Ha indicado que “ha servido la metáfora de la España vacía para comprender una realidad tremendamente injusta contra la que hoy ya nos hemos revelado y hoy hablamos de la España de las oportunidades, de la igualdad”, ha aseverado.

Se ha pasado de hablar de la ‘España vacía’ a ‘la España de las oportunidades’, ha defendido la ministra, que ha insistido en que “ya no estamos en el victimismo, es la España de las oportunidades, que respeta, convive y reconoce la tradición, pero que también respeta, potencia, favorece y quiere ser visible en la innovación”.

Ha agradecido el papel de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) al impulsar este congreso sobre la lucha del Reto Demográfico, un objetivo que ha considerado “un desafío”, en el que “destaca con fuerza el peso de las administraciones autonómicas, con una regulación capaz de articular una visión diferente” y se ha referido también a la Ley de Fomento de Medidas contra la Despoblación de Castilla-La Mancha.

Cerrar la brecha digital, uno de los objetivos

Ribera ha considerado que, para poder trabajar en las medidas innovadoras que necesita este reto, “uno de los primeros objetivos es cerrar la brecha digital” y se ha referido al “compromiso firme” del Gobierno central “que nos permite hoy poder afirmar que la cobertura en el medio rural supera el 85 por ciento”.

Ha reconocido que todavía “no es suficiente” y, por ello, “hemos tenido que impulsar la conectividad a través del satélite para poder asegurar que no haya rincón en nuestro país que no cuente con cobertura”.

“No basta con estar conectados, debemos poder despegar las competencias digitales”, ha afirmado Ribera, que se ha mostrado convencida de que “el Plan de Competencias Digitales nos ayudará a ello”.

Pide “buscar soluciones entre todos”

Ha insistido en que “hay que buscar soluciones entre todos, a cada uno le corresponderá aportar una parte”, ha dicho y ha advertido de que “es muy importante sumar y no restar y no debemos caer en la tentación de ‘yo a lo mío’, porque así no se construye un país”.

Para la vicepresidenta tercera del Gobierno, “un país, una sociedad próspera, se construye con una visión de conjunto”, y ha agregado que, “si hablamos de realidades diferentes, tendremos que construir regulaciones que nos permitan reconocer esa diferencia, ese rural roof”.

Castilla-La Mancha quiere sumar a las diputaciones en la lucha contra la despoblación

En el acto también ha intervenido el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, que ha avanzado que van a proponer a los cinco presidentes de las diputaciones de la región “firmar una agenda común”, para sumar a la Estrategia Regional frente a la Despoblación la actuación de esas cinco diputaciones.

“Ello permitirá sacar más eficacia a los recursos públicos que pongamos frente a la despoblación”, ha defendido Guijarro, que ha insistido en la importancia de la financiación territorial para hacer frente al reto de la despoblación.

Y es que ha señalado que “en una misma provincia, llevar la sanidad a localidades en despoblación supone cuatro veces más de coste que en aquellas que no tienen este riesgo”.

Hacer frente a la despoblación, un desafío de país

Por otro lado, el secretario general FEMP, Carlos Daniel Casares Díaz, ha recordado que el 87 % de nuestros pueblos tienen menos de 5.000 habitantes, y ha incidido en que “el desafío contra la despoblación es un desafío de país”.

En la apertura también han intervenido la vicepresidenta primera de las Cortes de Castilla-La Mancha, Josefina Navarrete; el alcalde de Albacete, Emilio Sáez; y el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero.

Todos han puesto de relieve la importancia del trabajo conjunto en la lucha contra la despoblación y han subrayado que Castilla-La Mancha ha sido una región pionera en tomar medidas legislativas.
El congreso seguirá durante este jueves y viernes , con ponentes llegados desde toda España, tanto del ámbito político y social como del universitario.