El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó este jueves a altos cargos de Samsung los planes de España para convertirse en un país líder en el ámbito de los semiconductores y microchips y atraer inversión en este sector.

Sánchez inició con una reunión con los responsables de Samsung la agenda de su visita oficial a Corea del Sur, que tiene un destacado componente económico y comercial y de búsqueda de inversiones para España.

El jefe del Ejecutivo español se trasladó desde Seúl hasta las instalaciones de fabricación de microprocesadores de Samsung ubicadas en Pyeongtaek, la más avanzada del mundo en fabricación de microchips.

Allí fue recibido por el director ejecutivo de la división de soluciones para dispositivos de Samsung Electronics, Kye-hyun Kyung, y el presidente y el director general de la división del negocio de microchips, Si-young Choi, con quienes recorrió diversas dependencias de la fábrica y se reunió posteriormente.

A esa reunión añadirá otra el viernes, en la última jornada de su visita a Seúl, con el consejero delegado de la multinacional, Lee Jae-Yong.

En el encuentro de este jueves, según fuentes españolas, el presidente del Gobierno expuso la “ambiciosa” estrategia de su Ejecutivo para convertir a España en un actor relevante de la cadena de valor de los semiconductores a través de una amplia gama de incentivos y ayudas, mecanismos de financiación atractivos, un ecosistema en rápido crecimiento y la capacidad de atracción de talento y personal altamente cualificado.

Al hilo de ello, expuso que España va a destinar 12.000 millones de euros, incluidos 9.000 millones de euros de fondos públicos, para instalaciones de fabricación.

El Gobierno subraya que España cuenta con un ecosistema creciente de empresas en campos como la fotónica integrada, la ciberseguridad y el diseño de componentes cuánticos, además de una importante red de centros de investigación en microelectrónica, e institutos punteros en el campo de la fotónica como el Instituto de Ciencias Fotónicas o el Barcelona Supercomputing Centre.

Además, recuerda que cerca de 37.000 ingenieros se graduan cada año en España, y todo ello llevó a Sánchez, quien estuvo acompañado en la visita por su ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, a afirmar que España es “un polo de atracción de talento”.

Algunas grandes empresas ya han anunciado sus planes de inversión en España.

Así, la multinacional estadounidense Cisco avanzó la pasada semana que ubicará en Barcelona su primer centro de diseño de semiconductores de próxima generación en la Unión Europea.

El presidente del Gobierno firmó en el libro de honor de las instalaciones de Samsung y dejó plasmado su deseo de incrementar la cooperación entre España y Corea del Sur en beneficio de las sociedades de ambos países.