El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegura que “una de las cosas” por las que él pasará a la historia es por haber exhumado a Franco del Valle de los Caídos guiado por el “legado de luz” del republicanismo. Así lo ha afirmado durante su intervención en el homenaje a la escritora Almudena Grandes en el Ateneo de Madrid.

Durante su discurso, Sánchez se ha puesto a sí mismo como ejemplo de resistencia. “Una de las cosas por las que pasaré a la historia es por haber exhumado al dictador de un gran monumento como el que construyó en el Valle de los Caídos”, ha apuntado.

Y ha explicado lo que le llevó a tomar esa decisión: “no fue tanto eso, que también, no fue por supuesto por la deuda pendiente que tenemos con los familiares que aún buscan los restos de sus seres queridos, sino también reivindicar un pasado luminoso que quedó oscurecido del republicanismo que por desgracia fue segado por el golpe y la dictadura”.

Pedro Sánchez ha recalcado que lo que quería era “reivindicar ese legado de luz” que dejó el republicanismo. Algo, ha añadido que él incorporó a esa decisión “tan importante para nuestra democracia como fue la exhumación del dictador desde el Valle de los Caídos”.

Una decisión que ha enmarcado en la resistencia. Una resistencia que la escritora, según él, ha tenido desde la historia, desde la literatura “porque dio voz a los que no la tuvieron y desde la vida poniendo siempre la alegría por delante”.