perder media trompa en una trampa colocada por cazadores furtivos en Indonesia. Los cuidadores intentaron salvarle la vida, pero finalmente el animal acabó falleciendo el pasado jueves.

Todo apunta a que este pequeño elefante iba paseando con su manada, compuesta por unos 700 ejemplares, cuando quedó atrapado en la trampa colocada por los cazadores. La manada, ya sin poder hacer nada por él, se alejó del lugar y unas personas lo encontraron al día siguiente en un estado muy débil. De hecho, los cuidadores tuvieron que amputarle media trompa para intentar salvar su vida, pero la cría, una hembra, murió por una infección interna.

Desde la Agencia de Conservación de Recursos Naturales, han explicado que las autoridades recibieron el aviso por parte de varios vecinos que vieron a la cría separada de su grupo. Además de las heridas provocadas por la trampa, también explican que esta cría tenía problemas de alimentación y no podía digerir bien los alimentos.

Especie en peligro de extinción

Se da la circunstancia de que el elefante de Sumatra es una especie en grave peligro de extinción. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, debido a la deforestación de su hábitat y a los asentamientos humanos que han ido creciendo en la zona. Otro problema para estas especies es la presencia de cazadores furtivos que buscan hacerse con los colmillos de marfil que después venden por precios muy elevados en el mercado ilegal.

Un caso reciente similar ocurrió en 2018 cuando otra cría de unos 7 meses también murió en Sumatra tras caer en una trampa para cerdos salvajes y ser abandonada por su manada. En julio de este año, también hubo un incidente ya que se encontró a un elefante adulto decapitado y con los colmillos arrancados.

 

VOLVER A PORTADA