negocio de las peluquerías sufre a diario una pesadilla desde el año 2012 por la subida del IVA. Años después, en marzo del año 2020 con el estado de alarma, se declaró como un servicio esencial, pero continuaban con el IVA a 21%.

En la situación tienen que sumar los gastos extras que tienen debido a los protocolos Covid. Desde entonces se han perdido más de 50.000 puestos de trabajo. Además, el 25% de la economía de este sector es sumergida.

Después de subirles el IVA para contribuir con la economía del país, piden que vuelva a considerarse como servicio esencial.

No reclaman que se rebaje el IVA, sino que se restituya el IVA como de primera necesidad. Así lo indican. “Ahora mismo no ganamos dinero, ganamos para pagar”, indican.

Gastos extras

Asegura que es complicado hacer frente a este nuevo sistema. “Desde que hemos abierto, todos los gastos de mascarillas, geles y eso lo hemos asumido sin ayudas”, explican desde el sector.

Es el caso de una peluquera, quien ha tenido que cerrar debido a la situación. Sin embargo, ha cerrado a efectos legales, ya que continúa trabajando porque tiene que “pagar alquiler y comer. Mis ingresos son como de 400 euros”.

Es solo un caso, pero cuatro de cada 10 peluquerías han cerrado en nuestro país en los últimos meses.

 

VOLVER A PORTADA