Hay que diferenciar entre las mollejas de las aves y de otros animales pues son muy diferentes. En el cordero, la vaca o el cerdo se encuentran en la zona del cuello o del corazón. En el caso de las aves, las mollejas son parte de su aparato digestivo, se encuentran junto al estómago. Es un músculo que suele tener piedras en su interior (que las propias aves tragan) y les ayuda a triturar lo que comen por presión. Por lo general no son difíciles de encontrar aunque si que es recomendable encargarlas en la pollería o nuestra carnicería habitual. El pollero puede dártelas limpias, así que al llegar a casa están prácticamente listas para cocinar. También se pueden encontrar en algunas grandes superficies. 

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 2 horas y 30 minutos
  • Tiempo total: 3 horas
  • Raciones: 4 
  • Categoría: plato principal
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías: 337 Kcal por ración

Ingredientes de las mollejas de pollo en salsa para 4 personas

  • ½ kg de mollejas de pollo
  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de salsa de tomate casera
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1-2 guindillas ojos de pájaro
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Ingredientes necesarios para hacer las mollejas de pollo en salsa

Cómo hacer las mollejas de pollo en salsa

Preparar mollejas de pollo en salsa en muy sencillo y económico. Lo más importante es que el producto sea fresco y elaboremos un sofrito para la salsa con mucho sabor. Es una receta muy completa, rica en proteínas y vitaminas del grupo B. 

Partimos las verduras en brunoise para facilitar su cocinado.

Verduras cortadas en brunoise

Los ajos los cortamos en láminas.

Ajo laminado para hacer el sofrito de las mollejas de pollo en salsa

Las mollejas las limpiamos por si quedara alguna piel y las salpimentamos.

Salpimentar las mollejas de pollo

Ponemos una cazuela a fuego medio un 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente ponemos la guindilla y las láminas de ajo para que se doren con cuidado para que no se quemen.

Dorar los ajos con la guindilla en una cazuela con aceite de oliva virgen extra

Cuando veamos que los ajos están un poco dorados le añadimos el resto de verduras y rehogamos todo durante 5 minutos que se mezclen bien todos los sabores y se vayan pochando las verduras.

Pochar las verduras para el sofrito

En el momento que vemos que la cebolla está prácticamente transparente le añadimos la salsa de tomate y rehogamos.

Añadir la salsa de tomate al sofrito para las mollejas de pollo en salsa

El siguiente paso será añadir unas hojas de laurel y un poco de orégano.

Especiar el sofrito para las mollejas de pollo en salsa

Añadimos el vino blanco y una cucharada de pimentón y dejamos que evapore. Incorporamos las mollejas al sofrito y les damos unas vueltas.

Incorporar las mollejas de pollo al sofrito

Cubrimos las mollejas y el sofrito con agua o caldo de pollo. Dejaremos cocer a fuego bajo tapado unas dos horas.

Cubrir de caldo o agua las mollejas de pollo

Al cabo de dos horas sacamos las mollejas y trituramos la salsa. Volvemos a meter las mollejas en la salsa y dejamos media hora más en el fuego para que reduzca y se espese un poco.

Servimos en una fuente al centro o en cazuelitas pequeñas individuales.

Presentación final de las mollejas de pollo en salsa

Resumen fácil de preparación

  1. Cortar las verduras en brunoise y los ajos en láminas
  2. Limpiar las mollejas si es necesario y salpimentar
  3. En una cazuela dorar los ajos con la guindilla
  4. Añadir las verduras y pochar durante 5 minutos
  5. Echar unas cucharadas de tomate y rehogar
  6. Especiar con orégano y laurel
  7. Añadir el vino blanco y el pimentón y dejar que evapore
  8. Incorporar las mollejas, cubrir de agua y dejar cocer unas 2 horas a fuego bajo
  9. Pasadas las dos horas sacar las mollejas, triturar la salsa y dejar media hora más con las mollejas dentro que reduzca y espese la salsa
  10. Servir en una fuente o individualmente