Hierro, selenio, aceites grasos omega 3, fósforo… son algunos de los componentes nutricionales de los mejillones. Le llaman el marisco de los pobres y en realidad son un manjar de dioses. Los mejillones a la marinera es una receta muy típica de Galicia y es que los mejores mejillones se encuentran allí, donde se cultivan en bateas en aguas frías y ricas en las que estos moluscos se alimentan de forma natural y sostenible, lo que hace que su sabor sea único.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 15 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos
  • Raciones: 4
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías: 212 Kcal por ración

Ingredientes de los mejillones a la marinera para 4 personas

  • 1 kg de mejillones gallegos
  • 2 cebollas pequeñas
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 3 cucharadas de salsa de tomate casera
  • ½ cucharada de harina
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 manojito de perejil
  • 1–2 hojas de laurel
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para la receta de mejillones a la marinera

Cómo hacer los mejillones a la marinera

Preparar los mejillones a la marinera es sencillo y rápido. Es una receta que sirve de aperitivo o entrante. Lo primero que hay que hacer es limpiar los mejillones bajo el agua del grifo y quitarles las barbas. Si queda alguna no pasa nada porque cuando se cuezan y se abran se les puede cortar con ayuda de unas tijeras. Cuando estén limpios se ponen en una cazuela con una hoja de laurel y se dejan cocer al vapor hasta que se vayan abriendo. Cuando estén listos los reservamos apartados para que no sigan cociendo.

Cocer los mejillones al vapor

En una sartén ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y pochamos dos dientes de ajo y una cebolla picada en brunoise. Le echamos una pizca de sal. Cuando la cebolla esté transparente le añadiremos la cucharada de harina y cocinamos un par de minutos para que se dore. Ponemos las dos cucharadas de salsa de tomate, el pimentón dulce o picante (al gusto), el vino blanco y dejamos que evapore un poco.

Sofrito para la salsa marinera

Picamos un poco de perejil, colamos el caldo que han soltado los mejillones con un colador fino o una estameña y se lo añadimos al sofrito.

Reducir la salsa marinera

Cuando haya reducido a la mitad lo apartamos del fuego y metemos los mejillones (a los que les quitaremos la mitad de la concha que no lleva el mejillón y si ha quedado alguna barba la cortamos con unas tijeras) que cojan el sabor.

Incorporar mejillones a la salsa marinera

Servimos en una fuente y espolvoreamos con un poco de perejil. La salsa se puede pasar con la batidora o dejar tal cual, de las dos formas estará deliciosa.

Presentación final de los mejillones a la marinera

Resumen fácil de preparación

  1. Limpiar los mejillones y cocer al vapor. Retirar nada más abrirse aunque no estén cocidos del todo para que no queden secos. Reservar
  2. Cortar la cebolla en brunoise y el ajo y pochar en una sartén
  3. Añadir la harina y rehogar
  4. Incorporar la salsa de tomate, el pimentón, perejil y el vino blanco y darle unas vueltas para que evapore un poco el vino blanco
  5. Agregamos el caldo de los mejillones colado y dejamos reducir un poco
  6. Apartamos del fuego la salsa y metemos los mejillones un minuto que cojan el sabor
  7. Servir los mejillones a la marinera en una fuente y comer caliente