La patronal, las empresas, los poderes económicos y las comunidades gobernadas por el PP y sus rebajas de impuestos ha sido el blanco de las críticas de los sindicatos en la manifestación que han celebrado este jueves en Madrid con el lema Salario o conflicto, en la que han movilizado a miles de personas, unos 50.000 según los organizadores, en la que estaban convocados trabajadores de toda España.

La marcha ha partido de tres puntos diferentes: Atocha, Plaza de España y Puerta de Toledo y ha concludo en la plaza Mayor. Los manifestantes, muchos de ellos procedentes de Cataluña, Castilla y León, Galicia, País Vasco, Aragón o Andalucía, portaban pancartas con mensajes como Es inflación, grita el ladrónStop carestía, robo día a día o Trabajo digno. También se han escuchado proclamas en contra de la patronal.

Pepe Álvarez, secretario general de UGT, ha advertido de que la patronal va a ser “plenamente consciente de que el lema salario o conflicto no es una broma, el tiempo nos ha dado la arzón, allí donde ha habido conflicto hemos firmado salario, en empresas con más beneficios y con menos beneficios. Estas movilizaciones van a continuar si patronal no se sienta a negociar mejoras laborales que permitan mantener el poder adquisitivo, en una concentración de fuerza del conjunto del país”, ha insistido.

Álvarez ha cargado también contra los “poderes económicos que no dan la cara para intentar quitar derechos, sean salarios o pensiones”.

No ha habido reproche al Gobierno salvo para recordarle que esperan una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a los 1.100 euros. Cifra a la que se acercan los preparativos del Ejecutivo.

El secretario general de UGT se ha felicitado por los buenos datos de desempleo que se han conocido este jueves, lo que le servido de argumento para lanzar una crítica a las CCAA gobernadas por el PP: “En lugar de bajar impuestos deben reforzar el servicio de atención para recolocar trabajadores”. “Los puestos de trabajo que haya vacantes, deben cubrirse con trabajadores que estén en nuestro país”, ha remachado.

CEOE “apuesta por la recesión”

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha insistido en que España tiene una crisis de precios que tiene que ver con los costes energéticos y de materias primas, pero también por la decisión de las empresas de repercutir sus costes en los precios finales.

“Las empresas quieres salvaguardar sus márgenes y beneficios, y a la vez quieren congelar los salarios”, ha lamentado Sordo, y ha considerado que CEOE “con su posición apuesta por la desigualdad, la pobreza salarial y la recesión en el país”.