se abre una nueva ventana para el sector.

Será el momento en el que puedan dar la bienvenida a España al turista británico porque aunque Londres recomienda no volar a España, se elimina la cuarentena a la vuelta para los que están vacunados. Eso ha hecho aumentar un 400% las reservas para venir y en esto tiene mucho que ver que mañana, 19 de julio, es el día en el que caen todas las restricciones en Inglaterra. La prensa británica lo ha llamado el ‘Día de la libertad’.

Los ciudadanos cuentan las horas para que las restricciones sociales lleguen a su fin y las discotecas puedan abrir sus puertas por primera vez tras más de un año. El uso de las mascarillas será recomendable, pero no obligatorio por ley. En las últimas horas se han registrado cerca de 49.000 nuevos casos y el Gobierno estima que en los próximos días se podría llegar a los 100.000 diarios.

Boris Johnson se encuentra aislado por el contacto con el ministro de Sanidad que ha dado positivo y pide ante todo responsabilidad. «Por favor, tenga cuidado. Dé el siguiente paso mañana con la debida prudencia y respeto por los demás y por los riesgos que la enfermedad sigue presentando», ha dicho a través de un vídeo.

El turismo nacional, pendiente de los británicos

Del otro lado, está el sector turístico español es dependiente de ese turista británico. De momento han llegado muy pocos: 130.000 de enero a mayo. Los últimos datos oficiales muestran que antes de la pandemia llegaban, como en 2019, 18 millones. Por eso, muchos destinos esperan impacientes.

Desde este fin de semana, Países Bajos a excluido a Canarias en su lista de países seguros. Esto supone un duro golpe para el turismo en el archipiélago porque son miles los holandeses que están disfrutando de sus vacaciones y ha habido una oleada de cancelaciones.

No todo son malas noticias porque Reino Unido levanta las restricciones en las regiones ámbar, como es el caso de Canarias. A partir de mañana, los viajeros que vengan no tendrán que hacer cuarentena si están vacunados, la harán a la vuelta en su país. Esto ha supuesto un aumento en las reservas dando un respiro al sector turístico canario.

 

VOLVER A PORTADA