Unión Europea ha retirado hoy de su lista negra de paraísos fiscales a Anguilla, Dominica y las islas Seychelles. La decisión llega después de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) lleve a cabo una “revisión suplementaria” de los estándares que fija sobre intercambio de información tributaria.

Transparencia fiscal

Ahora, el Consejo de la UE determina que estas tres regiones formarán parte de la lista gris de paraísos fiscales, en la que figuran los territorios que no cumplen con los estándares europeos, pero que se han comprometido a intercambiar datos fiscales con los Estados miembros. En esta lista entran ahora Costa Rica, Hong Kong, Malasia, Macedonia del Norte, Qatar y Uruguay y Turquía.

De esta forma, el registro europeo de jurisdicciones opacas pasará a estar integrada por nueve territorios: Samoa Americana, islas Fiyi, Guam, Palaos, Samoa, Trinidad y Tobago, las islas Vírgenes de Estados Unidos, Vanuatu y Panamá. Precisamente este último territorio ya mostró su disconformidad a principios de año, cuando volvió a ingresar en esta misma lista, al considerar la decisión de la UE “injusta”.

No es la única crítica. La Eurocámara también criticó que la lista negra de paraísos fiscales de la UE era “ineficaz” y generaba “confusión” porque los países que figuraba en ella sólo representan el 2% de las pérdidas de ingresos mundiales.

Por ello se propusieron cambios integrales a fin de conseguir más transparencia e imparcialidad.

A qué sanciones se enfrentan

Los países incluidos en la lista de paraísos fiscales pueden enfrentarse a sanciones como la congelación de fondos europeos. Asimismo, también podrían ser penalizados con medidas de retención de impuestos y un control de documentación especial.

 

VOLVER A PORTADA