2.5 toneladas de hachís tras una persecución en alta mar en la costa de Ayamonte, Huelva. La operación antidroga se ha saldado con los seis integrantes de la embarcación detenidos, que al notar la presencia de las fuerzas de seguridad intentaron huir mientras arrojaban el hachís al fondo del mar.

Varios agentes de Servicio Marítimo de la Guardia Civil observaron una embarcación ocupada por dos personas en la zona comprendida entre Ayamonte e Isla Cristina, por lo que decidieron emprender un seguimiento de la misma, lo que les permitió visualizar como la primera embarcación se acercaba a otra embarcación semirrígida, de unos 12 metros de eslora y provista de tres motores.

Transbordo de droga en alta mar

Los agentes de la Guardia Civil decidieron aproximarse a las embarcaciones ante la posibilidad de tratarse de un transbordo de droga en alta mar. Fue entonces cuando los presuntos narcos se montaron en la embarcación semirrígida para emprender una huida, abandonando la otra embarcación en medio del mar.

Mientras los policías perseguían y alertaban a los integrantes de la tripulación para que parasen la embarcación, estos comenzaron a tirar los fardos de hachís y petacas de combustibles al mar, mientras realizaban diversas maniobras para despistar a los agentes.

Tras una larga persecución, los agentes Servicio Marítimo de la Guardia Civil lograron alcanzar la embarcación y proceder a la detención de las seis personas a bordo del barco, que fueron trasladados a tierra para llevarlos a disposición judicial.

Contaron con la ayuda de la GNR portuguesa

Durante la operación, la Guardia Civil ha contado con el apoyo de otras embarcaciones del cuerpo así como de la GNR portuguesa.

 

VOLVER A PORTADA