matar a un perro de 9 meses de un disparo en la localidad de Palau-sator, en el Baix Emporda, Girona. Al sospechoso se le investiga por delitos de daños y maltrato animal.

Al parecer, los hechos ocurrieron el pasado 1 de diciembre cuando, tras escaparse de una vivienda, el cachorro entró en un campo de manzanos muy cercano a un restaurante, según publica ‘Diari de Girona’. El animal, de nombre Llamp, era un ejemplar de la raza Border Collie y se había escapado cuando perseguía una bicicleta.

Los Mossos recibieron un aviso por parte del 112, teléfono al que llamaron unos vecinos asegurando que un hombre había disparado al animal con una escopeta. Cuando los agentes llegaron a la finca, comprobaron que había rastros de sangre, aunque no estaba el cuerpo. Finalmente, tras una inspección, encontraron el cuerpo del cachorro en un contenedor.

El presunto agresor ha declarado ante la Policía que quería echar al perro fuera de su finca pero, que tras varios intentos, disparó en defensa propia. Los Mossos, por su parte, han retirado la licencia de armas al hombre.

Las redes sociales han lanzado una campaña contra el restaurante. Desde la sidrería han lanzado un comunicado lamentando lo sucedido y asegurando que fue una acto totalmente fortuito. También los dueños lo han definido así en otro comunicado, aunque insisten en que es “injustificable”, piden que se haga justicia y exculpan al propietario del restaurante.

Una perra encontrada ahorcada

Otro suceso de maltrato animal también ha ocurrido esta semana en la localidad de Tajonar. Los propietarios de Duna, una galga, denunciaron que un individuo la secuestró y momentos más tarde el animal apareció ahorcado. Por este hecho, la Guardia Civil investiga a un vecino de 34 años, que ha declarado que la perra atacó a sus ovejas.

VOLVER A PORTADA