La capilla ardiente de la reina Isabel II, fallecida con 96 años, quedará instalada este miércoles en el palacio de Westminster de Londres, donde se espera que cientos de miles de personas presenten sus respetos a la soberana en los próximos días.

A partir de las 14.22 hora local (13.22 GMT), una procesión fúnebre llevará el féretro de la monarca desde el palacio de Buckingham, donde reposa desde el martes por la noche, hasta la sede de las cámaras parlamentarias del Reino Unido.

El rey Carlos III y otros miembros de la familia real formarán parte del cortejo fúnebre y caminarán tras el ataúd de la que ha sido soberana británica durante siete décadas.

El féretro quedará instalado en el palacio de Westminster a las 15.00 hora local (14.00 GMT), custodiado por soldados de unidades asignadas a la Casa Real durante las 24 horas del día.

A partir de las 17.00 hora local (16.00 GMT) se abrirá al público la capilla ardiente, que se espera que sea visitada por hasta 400.000 personas hasta el próximo lunes, cuando tendrá lugar el funeral de Estado por Isabel II.

COLAS DE 30 HORAS

Así pues, la ministra de Cultura de Reino Unido, Michelle Donelan, ha afirmado que se esperan colas “de hasta 30 horas” para ver la capilla ardiente de Isabel II, fallecida la semana pasada a los 96 años, que será instalada en el palacio de Westminster.

Así, ha resaltado que el Gobierno espera “colas extremadamente largas, que podrían ser de hasta 30 horas”, antes de agregar que “miles” de personas acudirán al lugar. “No serán 30 horas para todos”, ha matizado, si bien ha pedido a los que acudan que estén “totalmente preparados”.

Donelan ha hecho hincapié en que las autoridades están haciendo lo posible para que la gente esté “lo más cómoda posible”, si bien ha defendido la necesidad de ser “abiertos” con la población para que “adopten decisiones informadas”, según ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

En este sentido, ha detallado que algunas instituciones, entre ellas el Tate Modern y el Shakespeare’s Globe, “encenderán sus edificios con imágenes de la reina”, mientras que cafeterías y bares ofrecerán bebida y acceso a sus instalaciones. Además, se han instalado 500 retretes móviles a lo largo de la ruta.