“Mañana se aprueba la sexta bajada de impuestos en Andalucía”. Así ha anunciado el presidente de la Junta, Juanma Moreno, la medida ‘estrella’ que este martes llevará al Consejo de Gobierno. Dentro del paquete de medidas fiscales que ha desgranado destaca, sobremanera, la supresión en la comunidad del impuesto de Patrimonio. El gobernante del PP se muestra convencido de que dicha supresión generará nuevas domiciliaciones fiscales de quienes se marcharon, por ejemplo a Madrid. “Ahora recaudaremos más por el impuesto del IRPF”, confía Moreno.

Durante un foro del Grupo Joly, celebrado en Madrid y en el que ha sido presentado por el presidente nacional del partido, Alberto Núñez Feijóo, ha concretado que “de los veinte contribuyentes de Patrimonio” que más impuestos pagan por Patrimonio en Andalucía “la mitad se marchó fuera”, lo que supuso una pérdida de 3,5 millones de euros de recaudación en dicho impuesto. Al hilo de estos cálculos el gobernante centrista ha cifrado en “14 millones de euros” la cantidad que las arcas andaluzas dejaron de ingresar en concepto de IRPF por la ‘fuga’ de tales rentas altas.

Asegura Moreno haber comprobado en los ejercicios anteriores al presente que el impuesto de Patrimonio “supone un freno para la inversión”. De ahí que la Junta de Andalucía pretenda “favorecer” que determinadas rentas que “ya pasan largas temporadas en nuestra tierra fijen su residencia aquí, contribuyendo con sus impuestos en la comunidad” autónoma.

La supresión del impuesto de Patrimonio, ha aclarado el gobernante autonómico, “no tendrá apenas impacto en las cuentas de la Junta, porque apenas supone un 0,6% de lo que recauda el conjunto de la administración andaluza”. Sin embargo, ha alertado, “sí que atraerá capacidad inversora para el fomento de la actividad económica y también del empleo”.

De forma paralela, se pretende aprovechar las “oportunidades que nos ha brindado el teletrabajo”. Se refiere Moreno a todos aquellos “ejecutivos” de grandes empresas que, “de forma coyuntural”, se instalaron durante la pandemia en Andalucía, y ahora “están considerando fijar su residencia si las condiciones tributarias son atrayentes”. De hecho, el presidente de la Junta asegura haberse encontrado con numerosas personas, con altos ingresos, que no se decidían a empadronarse y radicarse en Andalucía “debido precisamente al alto impuesto de Patrimonio”.

“A mayor bajada de impuestos más recaudación”. Este es el mantra que vienen repitiendo Moreno y los suyos desde que llegaron al Gobierno andaluz, con Ciudadanos, en Enero de 2019. Sin duda alguna el cerebro de sus políticas económicas, el llamado ‘milagro andaluz’, es Juan Bravo. El exconsejero de Hacienda está hoy en el núcleo duro de Feijóo en Génova y no se descarta que pudiera ser el futuro ministro del ramo cuando el gallego llegue a Moncloa, tras las próximas elecciones generales de 2023.

Cabe recordar que “con menos impuestos aumentamos los ingresos en más de 1.100 millones de euros la pasada legislatura desde 2019 a 2022”. Tal circunstancia permite a la Junta de Andalucía, en palabras de Moreno, “tejer una red de protección social para los andaluces y aumentar, gracias a esa nueva recaudación, las políticas sociales, sanitarias y educativas”. El objetivo, ha dicho, es seguir aumentando la recaudación bajando impuestos.

Juanma Moreno se fija siempre, en cuanto a políticas fiscales, en su homóloga madrileña, Isabel Díaz Ayuso. De ahí que haya asegurado que tras la nueva aprobación de bajada de impuestos, este martes, “Andalucía se convertirá en la segunda comunidad donde menos impuestos se pagan”, ha expuesto ante más de 200 personas congregadas en el desayuno celebrado en el Hotel Palace.

Tras recordar lo que fue la “bajada masiva en todos los impuestos cedidos por el Estado” de su anterior etapa de gobierno, entre 2019 y junio de 2022, Moreno se ha congratulado de que dicha reforma fiscal, “además de beneficiar a los andaluces ha aumentado la recaudación autonómica”. Lo ha basado en que ahora “hay más contribuyentes, más donaciones, más compraventa de inmuebles y, en definitiva, más actividad económica”, ha enumerado el presidente andaluz.

Las rebajas fiscales a partir de este martes serán “potentes”, según Moreno, y “muy vinculadas a las clases medias trabajadoras y la pequeña y mediana empresa”. El objetivo que se marca el Ejecutivo monocolor del PP es que “sólo el próximo año 360 millones de euros queden en el bolsillo de los andaluces” para ayudarles a “mitigar” los efectos de la actual subida de precios.

Las cinco bajadas de impuestos anteriores supusieron, en base a las cifras oficiales aportadas, un ahorro de 540 millones de euros, “por lo que en el año 20223 un total de 900 millones de euros quedarán en manos de las familias, como consecuencia de las sucesivas bajadas de impuestos en Andalucía”, ha ahondado Moreno Bonilla.

A juicio del barón autonómico del PP la clave de sus medidas está en “adaptar la carga tributaria a la coyuntura económica” para así propiciar que las familias tengan “la mayor renta disponible”. Así, en la próxima tributación por IRPF –ha acotado– “deflactaremos la tarifa de los tres primeros tramos de renta un 4,3%“. De ahí que los incrementos de salario, “par compensar la inflación” no supondrán un mayor pago de impuestos.

Igualmente, la administración andaluza incrementará en un 4,3% las cantidades que quedan exentas en el IRPF ” en aplicación del mínimo personal y familiar correspondiente al tramo autonómico”. De esta forma, apunta Moreno, “aumentaremos la parte de la renta por la que no se tributa, ya que entendemos que debe destinarse a cubrir las necesidades básicas, cuyo precio se ha incrementado de manera notable”, ha dicho sobre las sucesivas subidas del IPC (índice de precios al consumo).”Más dinero en el bolsillo de las familias para afrontar la subida de precios”, ha reiterado el presidente de la Junta.

Moreno Bonilla ha puesto de manifiesto que la recaudación tributaria estatal, dependiente del Gobierno central, ha aumentado en los siete primeros meses del año “en 22.283 millones de euros más”. Hasta julio la Agencia Tributaria española había recaudado “casi dos veces y media lo que el Gobierno preveía para todo el año”. A esto añade que le parece “más que previsible” que alcance los 30.000 millones de “ingresos extra” durante el presente año 2022.

En base a todo lo anterior el gobernante que se alzó con la mayoría absoluta el pasado 19 de junio se ha preguntado en voz alta lo siguiente: “¿Que problema hay en devolverles a los ciudadanos, precisamente en este momento, cuando lo están pasando mal, parte de ese exceso de recaudación?”

Suspensión durante un año del canon del agua

Esta es otra de las rebajas fiscales anunciadas por Juanma Moreno. “Con ello ahorraremos a los andaluces 140 millones de euros en la factura del agua”, tanto a las familias como a las pequeñas y medianas empresas que soportan este tributo autonómico.