En una entrevista publicada por El Mundo, el presidente de Castilla-La Mancha afirmaba no compartir las palabras de su líder nacional cuando asegura que el jefe de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, es “insolvente”. No solo no cree que lo sea, sino que tampoco es “acertado decirlo” según respondió en esta entrevista.

Page asegura que “no comparte que Feijóo sea insolvente ni es acertado decirlo”. Las declaraciones no han gustado en Ferraz donde le acusan de plantear “guerras en solitario” .

Fue el propio Núñez Feijóo el que reaccionó a las palabras de Page con agradecimiento. “Se lo agradezco mucho al señor Page. El señor Page sabe mucho de esto”, manifestaba Feijóo a los medios al término de la conferencia que ha ofrecido en Madrid el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla.

De esta forma se desmarca una vez más el líder de los socialistas castellano-manchegos de la línea de actuación del presidente del Gobierno y de algunos de sus ministros, que en las últimas semanas han tratado de desprestigiar al líder de la oposición y trasladar la imagen de poco preparado para las lides nacionales. Ante esto, Feijóo ha lanzando un mensaje a Sánchez al asegurar que “el miedo y el insulto son armas políticas devaluadas”.

Emiliano García-Page también se ha referido a las “compañías” con las que el PSOE gobierna en España y el desgaste electoral que puede tener en las urnas ir con esos socios parlamentarios, “Si seguimos con las mismas compañías el PSOE sufrirá un castigo“, ha afirmado Page, ante lo que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido la necesidad de “aunar el máximo de voluntades” con los “partidos correspondientes” para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos, frente a un PP que sólo “pone piedras”.

Por su parte, el coordinador general del PP, Elías Bendodo, también ha aludido a las declaraciones de Page haciendo una distinción entre el “socialismo” y el “sanchismo” que, a su entender, son cosas “distintas”. “Nosotros echamos de menos al PSOE serio de toda la vida en 40 años de democracia. Lo que este país está sufriendo es el sanchismo”, ha manifestado Bendodo, quien añadió que “Cuando vuelva el socialismo, seguro que nos podemos sentar con ellos a hablar”.