El expresidente brasileño Jair Bolsonaro se encuentra ingresado en un hospital de Orlando, en Estados Unidos, adonde viajó el pasado 30 de diciembre, por unos dolores abdominales, informó una fuente próxima del exmandatario.

“Está hospitalizado en Orlando. Haciéndose análisis” por unos dolores abdominales, afirmó esa fuente sobre el estado de salud del exgobernante, que dejó el poder el pasado 1 de enero, cuando le sucedió el progresista Luiz Inácio Lula da Silva.

Según la prensa brasileña, el exjefe de Estado está en el AdventHealth Celebration de Orlando, en el estado de Florida.

La fuente brasileña señaló que esas complicaciones en el aparato digestivo son consecuencia de la puñalada que Bolsonaro recibió el 6 de septiembre de 2018 durante un acto electoral en la ciudad de Juiz de Fora, y por la que tuvo que pasar varias veces por el quirófano.