Inspección de Trabajo en relación a los ERTE aún presentes en miles de empresas desde que comenzó la pandemia. La autoridad laboral ha detectado que casi 5.500 empresas– 5.459, concretamente- han incumplido la normativa vigente de esta herramienta y que, al menos, uno de cada seis ERTES se encontraban en situación irregular.

El balance refleja los datos hasta el 1 junio y, actualmente, siguen investigándose más situaciones similares que puedan estar ocurriendo en otros negocios. Con un total de 33.553 expedientes en este primer periodo, el fraude alcanzaría a un 16% de las empresas investigadas por el momento.

26 millones de euros en multas

La infracción más repetida, según los datos presentados por el ministerio a cargo de Yolanda Díaz, es la de mantener la actividad del negocio aunque, oficialmente, se encuentren en ERTE. Es decir, aquellas empresas que se han aprovechado de las ayudas que llegaron con intención de proteger y ayudar tanto a los dueños como a los empleados durante el parón por el coronavirus. Tras esta ‘redada’, Inspección ha multado con un total de 26 millones de euros a todas ellas.

Otra actividad que ha sido especialmente multada ha sido la de que varios empleados en ERTE estaban trabajando más horas que las reconocidas en su contrato, ya que esta herramienta también ha servido para reducir parcialmente las horas laborales a la vista de que, muchas empresas, habían tenido que reducir su plantilla por la escasez de trabajo por la COVID-19.

La actual ayuda del ERTE está vigente, en principio, hasta el próximo 30 de septiembre y por ahora aún hay 330.000 personas en esta situación, de las que un tercio está trabajando parte de su jornada.

 

VOLVER A PORTADA