En un emotivo gesto que trasciende el mero reconocimiento, el concurso de disfraces que se celebrará este viernes, 16 de febrero, a las 20:00 horas, en la emblemática Concha de la Música de Puertollano, llevará el nombre de Benito Ruiz. Este acto no solo rinde homenaje a su legado, sino que también celebra su profunda huella en la cultura y las tradiciones de Puertollano.

Benito Ruiz, quien nos dejó el pasado 9 de noviembre, es recordado por su incansable esfuerzo y dedicación a preservar el patrimonio cultural de Puertollano. Como fundador de la Agrupación Folklórica Virgen de Gracia y distinguido Caballero del Santo Voto en 2014, su labor ha sido fundamental para mantener vivas las tradiciones de la ciudad.

El concejal de cultura y festejos, Juan Sebastián López Berdonces, enfatizó que nombrar el premio del concurso de disfraces en honor a Benito Ruiz es una forma de “reconocer una vida dedicada a impulsar y mantener la tradición y la riqueza cultural y folklórica de Puertollano”.

Un Concurso con Significado Especial

El ganador del Premio Benito Ruiz se llevará a casa no solo el reconocimiento de su creatividad y originalidad, sino también dos entradas para el Winter Festival del 2 de marzo. Además, se otorgarán tres premios adicionales, consistiendo en entradas para futuros espectáculos en el Auditorio Municipal.

Esta iniciativa simboliza un puente entre el pasado y el presente, donde la figura de Benito Ruiz sirve como faro de inspiración para las futuras generaciones. A través de este concurso, Puertollano demuestra su compromiso con la conservación de su identidad cultural, al tiempo que ofrece un espacio de expresión y creatividad para su comunidad.

Invitación a la Creatividad y la Participación

La ciudad de Puertollano invita a sus habitantes a participar en este concurso de disfraces, no solo como una competencia, sino como una celebración de la vida y el legado de Benito Ruiz. Es una oportunidad única para demostrar el talento local y, al mismo tiempo, rendir homenaje a quien dedicó su vida a enriquecer el patrimonio cultural de la ciudad.

Este evento promete ser una velada memorable, llena de color, creatividad y, sobre todo, un sentido de comunidad y respeto por las tradiciones que definen a Puertollano. La Concha de la Música se convertirá, una vez más, en el escenario de una fiesta que trasciende la diversión para convertirse en un acto de memoria y reconocimiento.