La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ha lanzado una propuesta revolucionaria que busca transformar el panorama actual de la jubilación en España. En un movimiento audaz, sugiere la implementación de una modalidad única de jubilación que sería “plenamente compatible” con la continuidad laboral, desde la edad mínima de jubilación anticipada, ya sea a los 61 o 63 años. Esta iniciativa tiene como fin primordial el no desperdiciar el valioso talento sénior existente en la sociedad.

Un Contrato Laboral Renovado

Parte central de esta propuesta es la creación de un nuevo contrato laboral diseñado específicamente para aquellos que deseen extender su participación en el mercado laboral más allá de la edad legal de jubilación. Este contrato permitiría trabajar a tiempo completo o parcial, ya sea en la misma empresa, en una diferente, por cuenta propia o ajena, sin imponer límites a la retribución.

Fedea argumenta que este modelo de contrato, dirigido a personas que ya cuentan con una pensión pública asegurada, debería presentar un régimen de extinción especial. Esto implica que no habría costes indemnizatorios significativos para el empleador, o estos serían mínimos, facilitando así una mayor flexibilidad en la gestión del talento sénior.

Flexibilidad Laboral y Pensiones: Una Nueva Era

El director general de Fedea, Ángel de la Fuente, destaca la importancia de flexibilizar el tránsito hacia la jubilación, permitiendo que el trabajo y la pensión se compaginen con las menores restricciones posibles. La propuesta incluye medidas como la eliminación de cláusulas de indemnización por despido para hacer más viable para las empresas mantener a sus trabajadores más experimentados.

El sistema de jubilación actual… carece de lógica“, critica Sergi Jiménez, quien desglosa más detalladamente la propuesta de Fedea. La entidad señala que la transición de la vida laboral a la jubilación no debería ser un proceso uniforme para todos los trabajadores, sino que debe considerar aspectos como las demandas físicas de cada profesión y el estado de salud individual.

Cotización y Beneficios: Mirando hacia el Futuro

En términos de cotización, Fedea plantea dos escenarios posibles: una cotización simétrica para todos los trabajadores, independientemente de si están jubilados o no, o un recálculo positivo de la pensión que compense las cotizaciones adicionales realizadas durante el período de trabajo extendido. Esta medida busca incentivar la prolongación de la vida laboral, aportando beneficios tanto para los individuos como para el sistema de seguridad social en su conjunto.

La propuesta de Fedea representa un cambio paradigmático en la forma en que se concibe la jubilación y el trabajo en las etapas avanzadas de la vida. Al hacer la pensión compatible con el trabajo, no solo se busca optimizar el aprovechamiento del talento sénior, sino también adaptar el sistema de seguridad social a las realidades demográficas y económicas actuales.