contagio en humanos de la cepa H3N8 de gripe aviar. Se trata de un niño de 4 años que dio positivo tras ser hospitalizado a principios de abril.

La cepa se encuentra presente en diferentes especies de seres vivos, pero hasta ahora no había infectado a un ser humano. Su presencia es común en animales, no solo en aves. Se ha identificado en caballos y perros.

Un estudio, publicado por la Sociedad Americana de Microbiología, indicó que el virus era transmisible a los seres humanos. El estudio fue sacado en al año 2012, cuando el virus afectaba a las focas de Nueva Inglaterra, concretamente a 162 focas transmitido por las aves norteamericanas.

Las cepas H7N7 y H3N8 de la gripe aviar afecta a caballos de todas las razas y edades, aunque es más común en caballos jóvenes no vacunados. Así lo indica una plataforma especializada en enfermedades de la Universidad Complutense.

El riesgo de que la cepa se transmita a gran escala es bajo. Sin embargo, la NHC insta a no acercarse a las aves muertas o enfermas. El contagio en humanos del virus de la gripe aviar es muy poco frecuente.

¿Cómo se contagia la gripe aviar?

Las cepas de la gripe aviar se transmiten a través de la saliva, las heces y la mucosidad de las aves. Al entrar en contacto con los ojos, la nariz o la boca de los seres humanos o de las especies, el virus se introduce en el organismo causando infección.

El contagio se produce cuando las gotas están en el aire y son inhaladas o bien cuando se toca una superficie contaminada y se toca con la mano la boca, la nariz o los ojos.

¿Qué síntomas hay?

En base a lo que se conoce sobre el único caso registrado, los síntomas son varios. Destaca el aumento de la temperatura corporal, la secreción de mucosas y los síntomas de una gripe común.

En perros, la enfermedad provoca tos, mocos, fiebre, letargo, falta de apetito y secreción ocular. Sin embargo, no todos los afectados muestran síntomas. En el caso de caballos, el virus provoca fiebre y excreción de virus a través de secreciones nasales.