El PP está decidido a lanzar una ofensiva total sobre el Gobierno a cuenta del error jurídico de la conocida como ley del sólo sí es sí’ hasta que se produzcan decisiones políticas de calado. Alberto Núñez Feijóo considera que es Pedro Sánchez quién debe tomar decisiones ya en vista de que no se ha producido ninguna dimisión. Los populares tienen previsto continuar presionando al Ejecutivo en los próximos días (la semana que viene habrá debates importantes en el Senado) y volverán a insistir en que la titular de Igualdad, Irene Montero, debe abandonar el Consejo de Ministros. El foco también está puesto en Pilar Llop como actual responsable de Justicia.

Feijóo aprovechó su intervención este jueves en una asamblea política de la familia conservadora en Lisboa para cargar duramente contra Sánchez y su Gobierno al completo. Elevó el tono con dureza y fue respaldado por el presidente del PP europeo, Manfred Weber, que también abordó episodios de la política nacional española como la relativa a la modificación del Código Penal en beneficio del independentismo. 

Pero el líder gallego dedicó buena parte de su discurso a la ‘ley estrella’ de Irene Montero, dejando claro que el error garrafal que está beneficiando a muchos agresores por toda España, que ven rebajadas sus penas, tiene también el sello de Sánchez. “El presidente Sánchez tiene que decidir si la responsabilidad última de esta desprotección de niñas, adolescentes y mujeres españolas es de la ministra de Igualdad, de la de Justicia, de las dos a la vez o, directamente, asumir él la responsabilidad ya que ha sido el Consejo de Ministros el que ha aprobado esta ley”, zanjó.

Ante la mirada de otros dirigentes europeos, entre los que también estaba el líder del del Partido Social Demócrata portugués (equivalente al PP en España) y futuro candidato a la presidencia, Luís Montenegro, Feijóo recalcó que el Gobierno de Sánchez y Unidas Podemos está “arremetiendo contra los jueces, a los que llama fachas con toga y les acusa de ser un colectivo machista”. Fuentes de la dirección nacional insisten que en toda Europa y especialmente en Portugal siguen muy de cerca la política española y dan por hecho que la polémica está llamando la atención mientras el Ejecutivo sigue sin tomar decisiones.

“EXPONENTE DE AMENAZA POPULISTA”

Si hubo una idea que Feijóo repitió en su intervención, sin preguntas de la prensa, y arropado por distintos dirigentes del PP europeo en la capital portuguesa, fue el “exponente de la amenaza populista” al que España se enfrenta en estos momentos. 

Después de explicar la reforma del Código Penal que el Gobierno aprobará para eliminar el delito de sedición (y que también podría aprovechar para modificar el de malversación), lamentó la “influencia sin precedentes” que, a su juicio, han adquirido el independentismo y la izquierda populista (dentro del Gobierno) de la mano de un “liderazgo radical” en el Partido Socialista que “ha abandonado su personalidad anterior” poniendo en riesgo “la división de poderes y la debilidad del Estado”. 

VOLVER A PORTADA